Implementa UAP sistema de energía limpia en edificios

Ciencias Aplicadas, el Centro de Estudios en Energía y Ambiente y la facultad de Ciencias Físico Matemáticas cuentan con el sistema de captación de energía solar diseñado por investigadores de la ...

Puebla

Un total de cuatro espacios de Ciudad Universitaria de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) cuentan en su totalidad con electricidad generada a partir de energía del sol y del viento. El Laboratorio de Ciencias Aplicadas, el Centro de Estudios en Energía y Ambiente, al igual que la dirección y oficinas administrativas de la facultad de Ciencias Físico Matemáticas (FCFM) cuentan con el sistema de captación de energía solar diseñado por investigadores de la propia institución.

El sistema de transformación de energía eólica y solar en eléctrica evita la contaminación del medio ambiente y contribuye a aprovechar los recursos naturales.

Computadoras, luces, pantallas y experimentos físicos del Centro de Estudios en Energía y Ambiente ubicado cerca de la Gran Biblioteca Universitaria, no ocupan en ningún momento energía eléctrica proporcionada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) sino por panales solares y un reguilete.

Cuatro paneles solares, cada uno de 260 Watts, un aerogenerador, un inversor y seis baterías que permiten el almacenamiento de energía conforman la parte central del sistema que permite ocupar la energía solar y la eólica para transformarla en electricidad.

Las baterías a base de gel cuentan con un tiempo de vida de 10 años, mientras los paneles solares de más de 25 años, por lo que, se asegura una larga duración del proyecto. En tanto, el aerogenerador cumple con la función de proporcionar energía eléctrica mientras haya viento sin importar si es de día o de noche.

El líder del proyecto, Apolonio Juárez Núñez, director del Centro de Estudios en Energía y Ambiente de la UAP, resaltó que las celdas solares y el aerogenerador permiten obtener energía con el menor daño al medio ambiente; mientras que con las baterías se puede realizar la distribución hacia los aparatos eléctricos.

Detalló que la energía generada sirve para alimentar lámparas y para hacer funcionar cualquier aparato eléctrico.

"Toda la energía que se obtiene es almacenada en las baterías y a través de un inversor podemos hacer la transformación de la energía solar y eólica en eléctrica. El Centro consta de cuatro celdas solares, que dan alrededor de 240 Watts de potencia, en conjunto se tienen 960 Watts. Adicionalmente, se tiene un sistema eólico, que da energía a partir del viento y es de 400 Watts, por lo que al funcionar este generador y las cuatro celdas solares podríamos mantener todos los aparatos como computadoras", detalló.

Recordó que la primera área que ocupó energía solar para transformarla en energía eléctrica fue el Laboratorio de Ciencias Aplicada; posteriormente, se desarrolló el Centro de Estudios en Energía y Ambiente; y más tarde la dirección y oficinas administrativas de la facultad de Ciencias Físico Matemáticas (FCFM).

Comentó que en los hogares poblanos, se pueden poner sistemas similares, sin embargo, será necesario hacer algunos cambios para evitar un alto consumo de energía como sustituir los focos incandescentes por ledes, es decir, sistemas de iluminación compuestos por diodos emisores de luz; o reducir el uso de las planchas y de los hornos de microondas.

"Los aparatos que más consumen energía eléctrica son las plantas y los hornos de microondas. Con un led que ocupa 14 watts podemos tener la iluminación que nos daría un foco de más de 60 watts. Se pueden ocupar los sistemas en casa pero es necesario cambiar los hábitos de consumo", destacó.

Resaltó que dependiendo del consumo, la energía almacenada puede durar hasta ocho días, lo que se traduce en un cambio a la manera en que la energía convencional se emplea.

"Es necesario incentivar un cambio de hábitos y actitudes que favorezcan una mayor eficiencia en el uso de la energía, el mejor empleo de los recursos energéticos y el cuidado del medio ambiente", comentó Juárez Núñez.

Desarrolla UAP Sistema Interactivo Planetario

El programa digital que muestra de manera interactiva datos climáticos, sísmicos, de iluminación y de la temperatura de la superficie de la Tierra fue desarrollado por investigadores de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP).

Sistema Interactivo Planetario es el nombre del proyecto desarrollado en conjunto por el responsable del Centro de Estudios en Energía y Ambiente, Apolonio Juárez Núñez; y los investigadores Marco Antonio Herrera, Cristian Brand y Marí Martínez.

El sistema cuenta con un programa digital que muestra a la Tierra y a otros planetas del sistema solar de manera interactiva con datos del National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) y de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, mejor conocida como NASA.

"El sistema muestra a la Tierra prácticamente en tiempo real porque los datos que presenta tienen pocas horas de diferencia con lo que acontece a nivel global. Tiene 250 contenidos con alcance didáctico, entre ellos recreación de tsunamis, observación de sismos, monitoreo climático, modificación de la cubierta glacial y consumo de energía; incluso tiene datos sobre el Sistema Solar y el Universo", comentó Juárez Núñez.

El Sistema Interactivo Planetario se puede manipular a través de dispositivos móviles como tabletas electrónicas y, actualmente, se emplea durante visitas que realizan estudiantes al Centro de Estudios en Energía y Ambiente de la UAP.

"El sistema tiene el objetivo de que grupos de estudiantes la conozcan e interactúen con los datos que se ofrecen sobre la Tierra entre los que se encuentra parámetros como temperatura y vistas generales de superficie de otros planetas como Marte, Júpiter y Saturno. Además será de utilidad para personas interesadas en cuestiones de física atmosférica y clima", comentó.

El Centro de Estudios en Energía y Ambiente de la UAP, inaugurado el 13 de diciembre de 2012, actualmente, cuenta con una sala de ciencias donde se muestra una serie de experimentos para enseñar de manera interactiva conceptos de física a los niños y jóvenes.

Algunos de los experimentos son el vehículo solar, la bomba de vacío, turbina de avión, la escalera de Jacobs, el disco de Newton, el motor de gasolina y el rodillo desobediente.

Desarrollan vehículo con paneles solares

Apolonio Juárez Núñez, responsable del Centro de Estudios en Energía y Ambiente de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas (FCFM) trabaja en un prototipo de vehículo solar que es impulsado por la energía recibida a través de paneles solares.

El prototipo denominado Vehículo Universitario Solar (VUS) surgió a partir de la necesidad de movilidad de los estudiantes. El vehículo funciona con energía solar que mueve un motor eléctrico.

De acuerdo con el investigador, el vehículo podría alcanzar una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora; sin embargo, se busca que puede alcanzar de 60 a 70 kilómetros por hora.

Para desarrollar el prototipo, la unidad académica ubicada en Ciudad Universitaria destina una inversión de 80 mil pesos.