Estudiantes del ITESM crean vehículo sin volante ni motor

En el Gravity Car, presentado durante el Día de la Ingeniería, el piloto no va sentado, sino acostado, lo cual le permite cambiar de dirección moviendo sus brazos
La idea del Gravity Car surgió en una clase.
La idea del Gravity Car surgió en una clase. (Foto: Jaime Zambrano)

Puebla

Un vehículo sin motor impulsado por la gravedad y sin volante, mejor conocido como Gravity Car, fue desarrollado por estudiantes del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) campus Puebla.
La unidad carece de motor; sin embargo, permite que una persona pueda subirse en el vehículo para bajar de una pendiente empleando su cuerpo para hacer cambios de dirección.
El piloto no va sentado, sino acostado, lo cual, le permite cambiar de dirección moviendo sus brazos.
Fernando Bernal y David Parra fueron los creadores del proyecto, que propone un nuevo esquema de suspensiones adaptadas a una palanca para conducir la unidad.
Bernal señaló que el sistema de dirección es nuevo, por lo que se buscará patentarlo para que pueda ser aprovechado en el mercado automotriz.
“Uno puede conducir sin manos. Al bajar, el propio carro se mantiene sin movimientos, no vibra la dirección. Se busca que el vehículo baje de una pendiente a la mayor velocidad posible, es decir, utilizando la gravedad. El conductor no va sentado, sino acostado y viendo al frente. La dirección se adopta cambiando el centro de la gravedad, hacia los lados. La mayoría de las piezas que ocupamos fueron reutilizadas de bicicletas y otros materiales de reuso. No podemos hablar de un costo aunque nos habremos gastado unos tres mil pesos”, destacó el estudiante del ITESM.
En el marco del “Día de la Ingeniería en el Tecnológico de Monterrey” en el que participaron alumnos de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas en las áreas automotriz, mecánica, mecatrónica, ingeniería civil y logística, Bernal y Parra presentaron su proyecto que llamó la atención de los asistentes.
Fernando Bernal agregó que la idea de un Gravity Car surgió a partir de un comentario de un profesor que explicó que el mejor vehículo que usa la gravedad ya está inventado: una bicicleta; por lo que, se debe trabajar en uno nuevo.