Estrena Gran Telescopio Milimétrico “superficie inteligente”

Se consolida como telescopio único en el mundo por su superficie activa
Gran Telescopio Milimétrico del INAOE.
Gran Telescopio Milimétrico del INAOE. (Foto: Gabriela Martínez)

Puebla

A partir de este mes, el Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano (GTM) contará con un sistema de 336 actuadores que permitirán posicionar con mayor precisión y controlar de manera individual cada uno de los 84 paneles que integran su superficie.


“Se trata de un conjunto de dispositivos que sostienen cada uno de los paneles por sus esquinas, con la capacidad de ajustar con precisión de milésimas de milímetros la posición y orientación de cada uno de los segmentos, de tal forma que toda la radiación que recibe la superficie del telescopio se enfoque con exactitud en un  punto independientemente de la posición de la antena”, indicó Alberto Carramiñana, Director General de Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE).


Con el mencionado sistema se podrán corregir las diminutas variaciones de posición entre los paneles que surgen durante los cambios de elevación del telescopio, ocasionadas éstas por el peso de una estructura que alcanza en su totalidad las 1500 toneladas.


“El control activo de la superficie del GTM brindará a los científicos la posibilidad de acceder a todos los puntos del cielo por encima del horizonte, situación que hará posible también el desarrollo de proyectos de investigación más amplios y ambiciosos”, expresó  David Hughes, Director e Investigador Principal del GTM.


El sofisticado sistema de actuadores coloca al GTM como el único telescopio en el mundo que posee una superficie activa, con capacidad para moverse de manera inteligente, operando en la banda de un milímetro.


El desarrollo del sistema de control de los actuadores se realizó en las instalaciones del INAOE y con el personal del propio instituto, para lo que se requirió una inversión aproximada de 5 millones de pesos.


Construido a 4,581 metros sobre el nivel del mar, en la cima del Volcán Sierra Negra, el Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano es el proyecto científico más importante en la historia del país.


Se trata de un radiotelescopio que opera con una antena parabólica de cincuenta metros de diámetro, la más grande del mundo, en cuya construcción y operación han invertido alrededor de 180 millones de dólares.


El pasado mes de mayo el GTM dio inicio a su primer periodo de observaciones científicas y durante las próximas semanas abrirá su convocatoria a la comunidad astronómica nacional para un segundo periodo de observaciones.