En Ensenada, pretenden convertir basura en electricidad

La empresa canadiense Sozo Energy Renewable y el grupo GES buscan aprovechar los desechos y convertirlos en energía eléctrica y biodiesel

Ensenada

La empresa canadiense Sozo Energy pretende reusar la basura que se desecha en Ensenada para que se convierta en electricidad y biodiesel, si se obtiene el apoyo de ejidatarios de Maneadero y el Ayuntamiento.

En un comunicado de prensa, se informó que la inversión sería de 140 millones de dólares, y que de entrada buscan un terreno idóneo de 10 hectáreas, para la construcción del complejo industrial que se ubicaría fuera de la mancha urbana, donde además estarían las oficinas de los ejidatarios del ejido Nacionalista de Sánchez Taboada.

Raymundo Carrillo Huerta, comisario del ejido Nacionalista de Sánchez Taboada, dijo que ya tienen una cita con el alcalde Gilberto Hirata Chico este 1 de abril, donde los inversionistas canadienses y de Sudamérica presentarán los resultados obtenidos con este proyecto en Nuevo León.

Los empresarios primero estarán en Tecate para ver otros terrenos donde pretenden hacer otra empresa del mismo nivel, y por la tarde estarán en Ensenada. El proyecto se basa en un proceso conocido como pirólisis.

El Ayuntamiento solo tendría el compromiso de trasladar de 400 a 600 toneladas al día para la generación de energía.

La empresa canadiense recibiría la basura en grandes patios de almacenaje. De ahí, un grupo de trabajadores separaría la basura y la colocaría en una banda que la transportaría a grandes hornos donde se generaría la pirólisis. Al final sólo quedaría cerca del 10 por ciento de materia orgánica, reducida a carbón, misma que puede ser utilizada en otras actividades.

La empresa canadiense Sozo Energy Renewable, junto con el grupo GES SA de CV, buscan aprovechar la basura y convertirla en electricidad y biodiesel, siendo una de las prácticas para hacer combustible verde más aceptadas en Estados Unidos.

La pirólisis se puede utilizar también como una forma de tratamiento termal para reducir el volumen de los residuos y producir combustibles como subproductos. También ha sido utilizada para producir un combustible sintético para motores de ciclo diésel a partir de residuos plásticos.