Conacyt seleccionó dos proyectos de la UAP

Con casi 5 millones de pesos aprobados, se desarrollarán los productos innovadores

Puebla

Debido a su alto contenido innovador, así como por su orientación en el desarrollo de nuevas empresas, productos, procesos y servicios, de seis proyectos aprobados en el país por el Fondo Sectorial de Innovación (FINNOVA), dos corresponden a la BUAP: "Inoculante multiespecies para potenciar el crecimiento de plantas" y "Desarrollo de un paquete tecnológico para la comercialización de un producto farmacéutico de nanomateriales híbridos, indicado en el proceso de cicatrización".

A través de estos proyectos, la Máxima Casa de Estudios en el estado muestra una vez más el alto desarrollo que ha alcanzado la investigación científica en sus aulas y laboratorios, con el impulso de una comunidad académica y científica de reconocido prestigio.

Tras precisar que ambos proyectos son una muestra clara de transferencia tecnológica de la Institución, el director General del Centro Universitario de Vinculación y Transferencia de Tecnología (CUVyTT) de la BUAP, Pedro Hugo Hernández Tejeda, informó que la convocatoria emitida por la Secretaría de Economía y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a través del FINNOVA, estuvo dirigida a micro, pequeñas y medianas empresas, instituciones de educación superior, públicas y privadas, centros de investigación y unidades de vinculación y transferencia del conocimiento.

De acuerdo con la convocatoria 2013, los proyectos aprobados por el Comité Técnico y de Administración de FINNOVA fueron publicados el pasado 18 de octubre, en cuyo listado aparecen seis proyectos que a nivel nacional fueron seleccionados, de entre éstos dos corresponden a desarrollos tecnológicos de investigadores de la BUAP, que fueron autorizados por un monto de 2,706,280 (dos millones setecientos seis mil doscientos ochenta) y 2,053,200 (dos millones cincuenta y tres mil doscientos) pesos, respectivamente.

Hernández Tejeda explicó que estos apoyos están dirigidos a nuevos desarrollos científicos o tecnológicos en escala piloto o etapa pre-comercial, que pueden convertirse en paquetes tecnológicos, negocios de alto valor agregado o nuevas empresas de base tecnológica.

Por paquete tecnológico se define al conjunto de documentos, derechos de propiedad, actividades y modelos necesarios para lograr que una tecnología de transforme en un producto comercializable o transferible a empresas con capacidad de absorber la tecnología, aprovecharla, integrarla y detonar ventajas competitivas con respecto a los competidores y mercados existentes, precisó.

"Inoculante multiespecies para potenciar el crecimiento de plantas"

En el Laboratorio de Ecología Molecular Microbiana de la BUAP, se desarrolló un inoculante multiespecies que estimula el enraizamiento y crecimiento de plantas. El uso de este producto no sólo permite mejor absorción de nutrientes; evita además efectos adversos al medio ambiente, generados por los fertilizantes químicos comerciales.

Dirigido por el doctor Jesús Muñoz-Rojas, postdoctorado en Biología Molecular en la Estación Experimental del Zaidín, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, de Granada, España, el Inoculante multiespecies es una formulación líquida que contiene seis especies bacterianas benéficas para estimular el crecimiento de la planta de maíz.

Se aplica de forma sencilla en las semillas y en dosis que se determinan en función de la cantidad de grano que se destine para la siembra. Las bacterias de esta formulación se adhieren y colonizan la planta de forma adecuada, mediante sus propias capacidades, actuando en sinergia.

"Desarrollo de un paquete tecnológico para la comercialización de un producto farmacéutico de nanomateriales híbridos, indicado en el proceso de cicatrización"

El doctor Miguel Ángel Hernández Espinosa, investigador del Departamento de Investigación en Zeolitas, de la BUAP, ha desarrollado nanomateriales híbridos a partir de la formación de nanopartículas orgánicas depositadas en sistemas nanoporosos de zeolitas naturales, sintéticas y en algunas arcillas, obteniendo un producto científicamente probado en el tratamiento de heridas y ulceraciones.

En los últimos años, los nanomateriales híbridos han emergido como un nuevo tipo de materiales, atrayendo un gran interés en su investigación y desarrollo. El término nanomaterial híbrido describe un material con dos fases, donde una de ellas está dispersa en la segunda a nivel nanométrico.

Después de evaluar el comportamiento fisicoquímico de diversos sistemas porosos, se reconoció un nanomaterial poroso con características particulares en las zeolitas naturales de tipo clinoptilolita, en unión con partículas orgánicas de un extracto etanólico de la planta silvestre denominada "Tournefortia hirsutissima", nativa de la mixteca poblana.

Estos materiales han sido probados en salud humana y han demostrado ser eficaces en el tratamiento de heridas, al ser utilizados en diabéticos con lesiones en pie con muy buenos pronósticos.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, en México hay 6.4 millones de personas que padecen diabetes mellitus, una de las primeras causas de muerte en el país. Una de las complicaciones más comunes en estos pacientes son las heridas y ulceraciones en los pies. El producto desarrollado por el doctor Hernández Espinosa y su equipo de investigación ha sido probado en el tratamiento de heridas y ulceraciones en pacientes diabéticos, con muy buenos pronósticos de rehabilitación.

El objetivo del proyecto es desarrollar un paquete tecnológico de nuevos desarrollos científicos, con fines de uso y comercialización de la tecnología para su posterior transferencia y o licenciamiento.