Ya no quieren heredados de la pasada administración en Reynosa

Trabajadores de la administración pasada se rehúsan a abandonar su lugar, razón por la cual empiezan a surgir roces entre los que entran y salen a colaborar con las nuevas autoridades.
El ex presidente de la Cámara de Comercio señaló que cientos de personas acuden a la presidencia a dejar solicitudes laborales.
El ex presidente de la Cámara de Comercio señaló que cientos de personas acuden a la presidencia a dejar solicitudes laborales. (Milenio)

Reynosa

No es privativo de este municipio que cada inicio de administración haya problemas relacionados con el número de empleados heredados por la pasada administración municipal.

Miles de trabajadores de confianza que laboraban en el trienio de Everardo Villarreal Salinas se rehúsan a dejar la silla que ocuparon, por lo que comienzan a surgir "roces" entre los que salen y los que entran a colaborar con las nuevas autoridades.

En opinión del empresario Camilo Martínez Cortés, ex presidente de la Cámara de Comercio en Reynosa, "Esto no puede ser, se supone que los trabajadores de confianza llegan con el alcalde y se quedan con él mientras esté al frente de la comuna es decir, por tres años únicamente y si cada uno hiciera conciencia y tuviera ética moral, lo correcto sería que al terminar la administración se retirasen con el munícipe que les dio la confianza", señaló.

El empresario recordó que cada edil trae su propia gente para colaborar en la administración pública, y que por supuesto al finalizar éste periodo habrán de renunciar, contrario a lo que ocurre actualmente ya que muchos sienten asegurado un puesto.

"No sé cómo esté el aspecto de contratación pero hoy en día se ven cientos de personas que acuden a la presidencia municipal a dejar solicitudes laborales y es que vemos trabajando aun a muchos que deberían haberse retirado si estuvieron por elección popular o fueron llamados por el anterior alcalde, eso es lo correcto", manifestó Martínez Cortés.

Por su parte, el presidente municipal José Elías Leal ha manifestado en varias ocasiones que aún "no se contemplan recortes de personal", lo que podría favorecer a los casi 350 sindicalizados que están registrados en el ayuntamiento de Reynosa.

Cabe hacer mención que el trienio 2010-2013 dejó en austeridad y rasurado al ayuntamiento, ya que a mediados del 2011 llegaron los primeros recortes de personal y más de 50 personas fueron separadas de sus funciones, mientras que en 2012, diez funcionarios de medio nivel fueron removidos, aunque se dio a conocer que tales ajustes fueron a causa de los recortes federales, en donde se esperaban partidas de 45 millones de pesos y solo llegó el 20 por ciento de las mismas.

En ese sentido Camilo Martínez finalmente dijo que este tema siempre resulta problemático para la administración entrante, pues a su entender "solo el personal sindicalizado tienen asegurado su trabajo".