Más de 5 mil personas son atendidas en Casa del migrante de Laredo

De 600 a 650 migrantes se reciben por mes; el año pasado se llegaron a registrar hasta 730.
5 mil personas son atendidas en Casa del migrante de Nuevo Laredo.
5 mil personas son atendidas en Casa del migrante de Nuevo Laredo.

Nuevo Laredo

Más de cinco mil personas ha atendido este año la Casa del Migrante Nazareth en esta frontera, lo que representa una reducción de dos por ciento en relación con el año pasado, informó su director Jesús Manuel Reyes.

Manifestó que en su mayoría se trata de personas deportadas y migrantes que buscan internarse ilegalmente a Estados Unidos.

"En lo que va del año, llevamos más de cinco mil personas atendidas porque cada mes recibimos entre 600 y 650 personas. Ha disminuido porque el año pasado atendíamos de 700 a 730 migrantes", explicó.

Detalló que 50 por ciento de los migrantes que llegan a este lugar son deportados por las autoridades estadounidenses y la otra mitad son centroamericanos que arriban a la frontera para intentar cruzar a Estados Unidos ilegalmente.

Por otra parte, comentó que la migración de mujeres es un fenómeno que va en aumento en comparación con el año pasado, y que la mayoría son centroamericanas.

"Por cada 100 migrantes que llegan a esta frontera, al menos ocho son mujeres que buscan una mejor oportunidad laboral, son más y poco a poco hemos visto que se está feminizando el fenómeno migratorio", dijo.

Refirió que la mayoría de estas mujeres señalan que tienen la necesidad de salir de su lugar de origen para mantener a sus hijos, ya que los hombres no las apoyan o es insuficiente con un ingreso.

El director de la casa del Migrante mencionó que algunas féminas viajan solas, por lo que dejan encargados con sus familiares a sus hijos con el fin de reunir dinero y mandar por ellos para cruzarlos a Estados Unidos subrepticiamente.

Reyes García, lamentó que vaya en aumento el número de mujeres migrantes pues son familias desunidas, debido a que la madre es el pilar del clan y si ésta no está, es más difícil la situación para los menores.