“No lo creía la principio, ¡no manches!, sí es un OVNI”

Los integrantes de la familia contaron su historia, aunque muchos no les crean.
Personas visitando las escolleras, pidiendo a los marcianos.
Personas visitando las escolleras, pidiendo a los marcianos. (Milenio)

Tampico

La familia Montes viajaba de regreso a Tampico desde Reynosa luego de visitar a un familiar, y en el camino a punto de llegar a la zona sur la señora Montes se percató que en el cielo había un brillo sin igual a un costado de un pequeño cerro, era una figura plana y con una cópula al centro.

“Tenía un brillo como de metal, opaco, así como el reflejo del sol en un metal brilloso, y flotaba como a unos 800 metros de la carretera en el carril de la derecha”.

Cuando observó el fenómeno, rápidamente avisó a la familia: “oigan, ¿eso qué es?, se ve muy raro y no es un avión, ¿o sí?”.

Su hijo que iba manejando bajó la velocidad para orillarse y ver con atención que era lo que tenía cautivada la vista de la familia.

“No, eso no es un avión, se ve muy raro, como platillo, y no se mueve, está en el mismo punto”, relató su hijo Miguel, mientras que su hija Viviana contó su reacción: “yo la verdad, al principio no les creía, hasta que le puse atención y dije ‘¡no manches!, sí es un ovni”.

Impresionados por ver un llamado “Objeto Volador No Identificado”, decidieron buscar si había más alrededor de donde se encontraba, “fíjense a ver si no se ven más”, dijo la madre de familia.

Los tres se dieron a la tarea de seguir buscando a ver si encontraban más, y decidieron voltear a su izquierda y cuando regresaron la mirada hacia el “OVNI” este ya no se encontraba.

“Fue cuestión de segundos, en lo que volteamos a buscar para el otro lado de la carretera y ver si había mas ya no estaba, pero el OVNI duró como 5 minutos estático”, declaró la señora Montes.

“Lo malo fue que en ese entonces el teléfono celular no tenía cámaras, eran ladrillos”, dijo su hija Gabriela.

“Pero fue sorprendente ver ese tipo de objetos, no tuvimos oportunidad de tomarles fotos pero estamos de testigos que éste tipo de seres sí existen, y así como salen con Jaime Maussan”, relató la señora Montes.

Mencionaron que muchos no creen su historia, pero declararon que inclusive en diferentes ocasiones en la zona conurbada han observado OVNIS, su hija dijo que en la laguna del Carpintero por la noche se dio cuenta que en el cielo había movimientos extraños.

“Una vez en la laguna por la noche, me voltee hacia el cielo y vi que se movían como tipo estrellas pero a la misma distancia y al mismo tiempo, primero detecté una y después vi otra y conforme más ponía atención ¡eran más!, ahora sí pude tomar fotos, pero no se logran apreciar”, confesó Gabriela.

La señora Montes en cambió, saliendo del trabajo camino hacia su carro, volteó a ver la luna y se dio cuenta que había un OVNI.

“Iba saliendo del trabajo y pues siempre volteo a ver el cielo y vi que cerca de la luna estaba un objeto muy similar al que había visto hace años en la carretera de Reynosa a Tampico, y ahora sí pude tomarle foto, y se ve claramente donde está el OVNI cerca de la luna y si prestas atención se ven más platillos pero sin luz”.

Platicando con amigos, familiares y conocidos de la familia, los Montes se han dado cuenta que son muchas las personas que con frecuencia encuentran en el cielo fenómenos inexplicables, sin embargo, dentro de la población hay escepticismo, y es por eso que algunas personas que logran ver este tipo objetos voladores toman la evidencia y la guardan, solo hablan del tema con personas de confianza o que comparten las mismas ideas, ya que muchos han sido tachados de locos, por contar este tipo de anécdotas.