Sin calificarse, manejo de recursos por 6 mmdp

Quienes gobernaron Tampico, Altamira, Nuevo Laredo, Matamoros, Reynosa y Victoria, se fueron solo con un ejercicio anual aprobado por el Congreso, siendo éste el 2011
Histórico rezago en la revisión de cuentas públicas existe en el Congreso del Estado.
Histórico rezago en la revisión de cuentas públicas existe en el Congreso del Estado. (Especial)

Tampico

La 61 legislatura concluyó su periodo sin aclarar el manejo de 6 mil 302 millones 862 mil 501 pesos, se trata del presupuesto de egresos que ejercieron los seis municipios más grandes del estado en 2012.

Y es que el rezago en la dictaminación de las cuentas públicas de los gobiernos municipales 2008-2010 creció en comparación con el trabajo que realizó la 60 legislatura que sólo dejó pendiente la revisión de nueve semestres de 2009 y tres de 2008 de cinco municipios pequeños: Güemez, Jaumave, Miguel Alemán, Méndez y Padilla.

En cambio, los 36 diputados que acaban de concluir su encomienda no revisaron ni una sola de las 43 cuentas que entregaron los ex alcaldes correspondientes a su segundo año de ejercicio.

Al respecto, la ex diputada del PAN, Beatriz Collado Lara dijo que no hubo tiempo suficiente para revisar la forma en que los 43 ayuntamientos gastaron sus presupuestos, situación que lamentó. Refirió que para lograr reformas constitucionales que obliguen a una revisión más eficaz, se requiere contar con el apoyo de las dos terceras partes de los congresistas, es decir 24, por lo que consideró que este tema será uno de los grandes retos para la oposición en esta legislatura.

En ciudades como Reynosa el monto económico es superior debido a que el rezago se remonta al cuarto trimestre de 2006 y 2007, en el gobierno del ahora senador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, que no ha logrado recibir el visto bueno de tres legislaturas.

Nadamás entre Nuevo Laredo y Matamoros se gastaron 2 mil 642 millones 50 mil pesos el año pasado. El primero, gobernado por Benjamín Galván, recibió en 2012 un presupuesto de 1 mil 632 mil 50 pesos, mientras que Matamoros de Alfonso Sánchez Garza erogó poco más de 1 mil millones de pesos.

De acuerdo con la ex diputada panista, son los municipios más endeudados, tan solo Nuevo Laredo estando en la lista de los diez con mayores pasivos a nivel nacional y a pesar de tener el presupuesto más grande del estado, volvió a pedir prestado.

Cabe recordar que en enero de 2012 se autorizó a Nuevo Laredo endeudarse por hasta 350 millones de pesos con el Banco Corporación Financiera América del Norte, S.A. de C.V.

A pesar del grado de endeudamiento (1 mil 650 millones de pesos), la revisión de las cuentas públicas de esta ciudad tampoco fue prioridad para la 61 legislatura, ya que en su sesión del 14 de diciembre de 2011 (su primer año), no dictaminaron los dos últimos trimestre de 2010 del municipio fronterizo.

Reynosa contó con un presupuesto de egresos por mil 263 millones 770 mil 820 pesos, fue el segundo que más gastó después de Nuevo Laredo. Le siguen dos municipios ubicados en la zona sur, a los que además de dejar pendiente la fiscalización 2012, les rechazaron sus cuentas 2010 que están en manos de la Auditoría Superior del Estado (ASE).

Se trata de Tampico y Altamira, ciudades que ejercieron recursos por 788 millones 50 mil pesos y 602 millones 200 mil pesos, respectivamente. Solo en el caso del primero el gasto ejercido en su segundo año fue avalado por una auditoría externa que no hizo más de seis observaciones al menos en el ramo financiero.

Los dos últimos sitios los ocupa Victoria, que erogó 521 millones 280 mil pesos y Madero con 485 millones 511 mil 681 pesos.

En el caso de la capital, a su ex alcalde Arturo Díez Gutiérrez, le terminaron de aprobar la cuenta 2010, mientras que a la urbe petrolera, entonces gobernada por Sergio Posadas, le rechazaron el cuarto trimestre.

En la penúltima sesión celebrada el 13 de septiembre los legisladores arrastraban un rezago de 49 cuentas, de las que revisaron 13 y a otras 15 las declararon negativas, entre ellas las de González (segundo, tercero y cuarto trimestre de 2010), Méndez (primer y segundo semestres de 2009 y 2010) y la 2011 de Burgos. Del total de cuentas que deben fiscalizar dejaron pendientes 171 de las 197 programadas en abril de 2013. De acuerdo con el Programa de Auditoría 2013, la ASE tiene hasta el 30 de noviembre para entregar los reportes, debido a que el Congreso concluye su periodo ordinario de sesiones el 15 de diciembre.