Para Tamaulipas, $89.5 millones del Fonden

Para medicamentos se destinaron $86 millones y 18 mdp son para despensas, cobijas y agua, el resto se envió para reparar carreteras.
Los afectados por las lluvias recibirán apoyos federales.
Los afectados por las lluvias recibirán apoyos federales. (JOSÉ LUIS TAPIA)

Tampico

El gobierno federal ya le autorizó a Tamaulipas 89.5 millones de pesos del Fondo de Desastres Naturales por las afectaciones que dejaron las lluvias del huracán Ingrid por el estado. De ellos, 86 millones fueron destinados de forma inmediata para medicamentos, despensas, cobijas, aguas, herramienta y limpieza para 60 mil damnificados, y el resto va para la rehabilitación de 25 mil kilómetros de carreteras.

Estos recursos fueron anunciados en la página presidencia.gob.mx/fonden. Hasta el momento se han autorizado para los estados dañados 907.8 millones de pesos para 527 municipios de 19 estados.

Luego de los daños provocados por el huracán Ingrid y la Declaratoria de Desastre Natural emitida por la Secretaría de Gobernación, aparece en el portal de la Presidencia de la República los apoyos que fueron otorgados de forma inmediata para quienes resultaron dañados por los huracanes Ingrid y Manuel entre el 13 y 17 de septiembre.

En el caso particular de Tamaulipas, en el rubro de atención de emergencias se enviaron 86 millones de pesos. De ellos, 68 millones son abarcados por los medicamentos, y 18 millones para despensas, cobijas, aguas, herramienta y limpieza.

Igualmente, dentro de los apoyos parciales inmediatos, solo se han liberado recursos para las carreteras por la cantidad de 3.5 millones de pesos. De acuerdo al informe preliminar del gobierno del estado y la Secretaría de Comunicaciones y Transporte, hay 25 mil kilómetros dañados.

Falta definir si habrá más apoyos carreteros como para los sectores hidráulicos, en educación, salud, vivienda, urbano y medio ambiente, de los cuales ya cuenta Guerrero, la entidad más afectada.

Si bien ya existe este recurso, el delegado de la SCT, Genaro Torres Taboada estimó que el monto para reparar las carreteras es de 700 millones de pesos. Sostuvo que alrededor de 200 kilómetros necesitan urgentemente ser reparados, especialmente el puente-vado que se localiza en el municipio de Casas, que tuvo daños importantes por el paso del agua.

[b]Llegan a Madero y vigilarán en tampico[/b]

Recursos en especie del Fondo Nacional de Desastres Naturales aterrizaron al municipio de Ciudad Madero, los cuales permitirán atender las necesidades de cerca de 4 mil personas que resultaron afectadas por las inundaciones que dejó a su paso la tormenta Ingrid en la zona sur, informó Humberto Valdez Richaud, asesor en el gobierno municipal.

En la urbe petrolera de un total de 104 colonias, en 16 se reportan la mayor afectación y que por ende las familias tuvieron que ser evacuadas y llevados a los refugios temporales.

El funcionario expresó que con el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Social se realizó un censo para conocer a quienes se hará entrega del apoyo, dijo que las colonias con mayor afectación son Hipódromo, Miramar 1 y Miramar 2, Emilio Carranza y Revolución Verde.

Valdez Richaud, destacó que se hará la entrega de 4 mil 980 piezas de agua embotellada, mil 500 paquetes o kit de aseo personal, mil 300 colchonetas y 2 mil cobijas.

En Tampico los regidores del Ayuntamiento habrán de intervenir para vigilar que los apoyos de Sedesol Federal lleguen directamente a las personas que se han visto afectadas por las inundaciones, tras el paso del Huracán Ingrid.

Esto luego de que un grupo de familias de la colonia Vicente Guerrero, sector Moscú, se manifestaran para señalar que no fueron incluidos en el censo que está realizando personal de Sedesol, así como en la entrega de despensas que ha enviado Gobierno del Estado.

Eugenia Margarita Juárez Paz, décimo cuarta regidora, manifestó que la instrucción es que se le brinde apoyo a todas las familias sin distingo partidista, por lo que personalmente estarán constatando que los beneficios sean para quien realmente lo requiera y no se aprovechen de la contingencia para sacar un provecho.