Sorprende a la Iglesia que ciclones no lleguen al sur

“¿Qué interés tendrían los marcianos en Tampico?”, dice Dibildox
Los católicos oraron a la Virgen del Carmen para su protección.
Los católicos oraron a la Virgen del Carmen para su protección. (Jose Luis Tapia)

Tampico

Sobre la “suerte” que tiene el sur de Tamaulipas al librar varios fenómenos meteorológicos, en este tema juega un papel importante la Iglesia Católica, ya que como católicos los creyentes se encomiendan a la Virgen Del Carmen, patrona de los marinos y pescadores, y no a los tan conocidos extraterrestres que supuestamente desvían a los huracanes que acechan.

El obispo de la Diócesis de Tampico, José Luis Dibildox Martínez, dio a conocer que el 15 de septiembre de este año, estaba pronosticado un huracán cuya trayectoria iba directo a Tampico, se desvió y solo llovió el martes unas horas, este hecho dice lo sorprendió, sin embargo resaltó que en la iglesia catedral se realizó una oración para que la Virgen del Carmen intercediera para cuidar a la población y evitar desastres.

“Nosotros lo que acostumbramos es hacer oración a la virgen en catedral, justamente el domingo 15 hicimos una oración a la Virgen del Carmen para que nos protegiera de la posible llegada del huracán Ingrid y nunca llegó, le pedimos a la Santísima Virgen para que nos proteja y ayude simplemente ante la posibilidad de que venga algún ciclón, con los daños que conlleva pero pues solamente Dios sabe”.

Mencionó que los huracanes son erráticos, ya que ni siquiera los meteorólogos pueden predestinar la ruta exacta de un fenómeno natural como estos.

“En los huracanes no hay ninguna predestinación, sino que obedecen a la presión atmosférica y también la temperatura del agua, porque de esa manera se forman los huracanes y la dirección que siguen es errática, este último ciclón estaba dirigido directamente a Tampico sin embargo entró por la Pesca”.

Mencionó que este motivo es para agradecer a Dios, ya que desde hace 25 años un huracán no ha pegado en Tampico.

“El último fue en 1955, Hilda que hizo mucho daño en Tampico, dejó muchas inundaciones y después ha habido algunos que han pegado parcialmente y otros se desvían pero nadie sabe por qué, ni siquiera los meteorólogos ellos dicen un curso aproximado para un ciclón pero el ciclón va tomando las direcciones distintas, por eso se les llama erráticos entonces no tienen una dirección constante, puede entrar por cualquier lado de la tierra”.

Al cuestionarle sobre la existencia de los extraterrestres en Tampico que protegen la ciudad, el religioso bromeó al respecto.

“¡Ah! ¿Cuáles marcianos? Además, ¿Por qué los marcianos habrían de defender a Tampico?, ¿Qué interés tendrían ellos aquí? ¿Por qué no defendieron a Acapulco, a ver? (ríe), eso no tiene nada que ver, hay que agradecer a Dios por que solo él sabe por qué pasa esto”.

Destacó la importancia de permanecer en alerta ya que observó que la gente no tomó precauciones.

“Debemos estar siempre preparados, no confiarnos y en esta ocasión yo vi que mucha gente no tomó precauciones, hubo algunas personas que pusieron madera en las ventanas, que algo protegieron pero mucha gente está confiada, le echan la culpa a los extraterrestres pero no tiene nada que ver, es peligroso que la gente se confíe de que no llegan ciclones aquí, pueden llegar en cualquier momento, debemos estar alerta y siempre estar preparados para que los daños sean los menores que se puedan”.