Reubicar solo 100 familias cuesta $80 millones

El área de Proyectos Especiales municipal realiza estudio de zonas de riesgo.
Buscan detener el incremento de casas en zonas con riesgos.
Buscan detener el incremento de casas en zonas con riesgos. (JOSÉ LUIS TAPIA)

Madero

Alrededor de 80 millones de pesos costaría la reubicación solo de 100 familias de un aproximado de 7 mil que habitan en asentamientos irregulares en Ciudad Madero, informó Sergio Jiménez Hernández, coordinador de Proyectos Especiales del Ayuntamiento.

El también encargado del Centro de Investigación de la Facultad de Ingeniería de la UAT, explicó que la reubicación no solo implica la localización de un terreno a través del ITAVU, pues dijo que se debe de contar con ese recurso para dotar de viviendas, escrituras y servicios básicos.

Detalló que se realiza un estudio para la reubicación de los asentamientos detectados en las colonias Hipódromo, Chispus, 15 de Mayo y Nuevo Madero apoyado en el atlas de riesgo del municipio, de esta manera se podrán valorar los niveles de riesgo.

“Por naturaleza cualquier zona que se rellena de laguna ya es un área conflictiva para el desarrollo urbano, lo hemos visto con las inundaciones en todos los asentamientos irregulares en torno a las lagunas están condenadas a sufrir esto y el municipio está para apoyarlos, hace falta un control importante hay que verlo con las autoridades correspondientes del municipio para impedir el relleno de las lagunas, los que se ponen en riesgo son las personas, sus bienes y desafortunadamente sus vidas”, refirió.

Se estima que un 40 por ciento de los asentamientos urbanos de Madero se ubican en áreas rellenas de lagunas, aproximadamente 10 mil personas que equivale a 7 mil familias ubicadas en zonas de alto riesgo, de generarse nuevos asentamientos sería un problema mayor, ya que cualquier lluvia en la zona provocaría que se desborden las lagunas, además de que tras los remanentes del huracán Ingrid, zonas donde no se inundaba quedaron anegadas porque todas las vías naturales y escurrimientos ya están obstruidas que es otro factor importante, detalló.

“Lo que se está planteando es un estudio para la reubicación de estos asentamientos irregulares, lo hemos hecho en la Facultad de Ingeniería desde hace meses. Es importante aprovechar los recursos que se dan a través de la presentación del atlas de riesgo del municipio y una vez que se formalice a través del cabildo, se proceda a los estudios de reubicación de esos asentamientos irregulares y ya no permitirlos, esa es la estrategia”.

Jiménez Hernández, puntualizó que se han elaborado estudios socios económicos, se ha constatado que muchos de los asentamientos se han regularizado, y al ser regulares y dotarlos de esos servicios públicos de agua y luz, difícilmente se podrían reubicar, sin embargo es una tarea que se debe llevar a cabo por el riesgo que al que se enfrentan las personas.

El Atlas de Riesgo del municipio maderense está actualizado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Tamaulipas y se reconocen todas las estrategias, en la pasada contingencia se valoró a las familias más afectadas.