Rechazan impuesto especial al uso de azúcar de caña

Productores cañeros se manifiestan en contra de la medida que afectaría a más de 170 mil familias de forma directa pero en general a 227 municipios que en 15 estados viven directamente de esta ...
Productores de caña en desacuerdo con impuesto especial al uso de azúcar de caña.
Productores de caña en desacuerdo con impuesto especial al uso de azúcar de caña. (Milenio)

Ciudad Mante

Organizaciones cañeras de 15 estados de la República incluido Tamaulipas y su región cañera en Mante y Xicoténcatl, enviaron al Congreso de la Unión y a la opinión pública, una carta en la que rechazan tajantemente que se establezcan al uso del azúcar de caña, como se pretende a través de un gravamen especial a refrescos hechos con dicho edulcorante natural.

A través de la misiva, la Unión Nacional de Cañeros CNPR que encabeza Carlos Blackaller Ayala, así como José Verástegui en Xicoténcatl y Juan Torres Rodríguez en El Mante, afirmaron que gravar el uso del azúcar de caña es satanizar al edulcorante y afecta el consumo a nivel nacional, lo que pone en riesgo miles de fuentes de empleo en la agroindustria azucarera y en el sector rural.

En la carta, se establece que le obesidad es un problema multifactorial, producto más de situaciones como el sedentarismo y los malos hábitos alimenticios, que directamente el consumo del azúcar.

"Nos preocupa enormemente que se satanice al producto azúcar de caña y que su uso se vea gravado con impuestos especiales, ocasionando perdida de competitividad y poniendo en riesgo el desarrollo sustentable de las regiones productoras de caña de azúcar y el futuro de millones de mexicanos que en ellas habitan y que directa o indirectamente obtienen de la caña de azúcar su empleo y sostén económico".

Las organizaciones de productores, sostienen que durante 2012 y 2013, el precio de la tonelada de caña cayó de 695 pesos promedio a 452, lo que generó una pérdida económica de 15 mil millones de pesos, lo cual afectó de forma directa la economía de 227 municipios en 15 estados, lo que ocasionó que más de 170 mil cañeros vieran disminuida su capacidad productiva y desarrollo sustentable.

Con un nuevo impuesto especial a quien use azúcar de caña, este panorama se volvería aun más sombrío, pues bajaría la venta de azúcar y se desplomaría la cifra de 1.3 millones de toneladas que adquiere la industria refresquera.

"Gravar con impuestos el uso del azúcar de caña en los refrescos no debe ser aceptado, de hacerse, en un primer impacto se estimaría perder mercado por 250 a 300 mil toneladas y esto reduciría aun más el precio de la caña".

Afirmaron que en las regiones productoras de caña de azúcar viven más de 12 millones de mexicanos, los cuales sufrirían el impacto, pues ya de por sí, el consumo de azúcar en México se redujo en los últimos diez años un 29 por ciento.

"En ese mismo lapso, el índice de sobrepeso y obesidad se incrementó en un 15 por ciento, queda claro entonces, que el azúcar de caña no es el factor detonante para estos padecimientos".

Insistieron en rechazar la pretendida medida por lesiva y reiteraron:"Por todo esto, no debe implantarse impuesto alguno al uso del azúcar de caña porque esto nos afecta de forma directa a más de 170 mil familias de productores y a millones de habitantes en 227 municipios que dependen directamente de la caña de azúcar".