Quiero ayudar a mi familia: Paloma

Tímida y de pocas palabras, la niña que vive en una colonia con alta marginación muestra su deseo de sacar adelante a su madre y hermanas.
Con ella vive una de sus siete hermanas, además de sus sobrinos.
Con ella vive una de sus siete hermanas, además de sus sobrinos. (césar peralta)

Matamoros

Mientras que el mundo celebra la aparición de Paloma Marlene Noyola Martínez, la niña matamorense de 12 años en la portada de la revista Wired en donde se le calificó como la próxima Steve Jobs, ella a su corta edad, aseguró de manera tímida que lo único que quiere es estudiar para sacar adelante a su familia, la cual enfrenta serios problemas económicos.

Sentada al costado de la cama baja de la litera de su recámara en donde hay decenas de cajas vacías de zapatos, muebles apretujados y un libro de la biografía de Steve Jobs, Paloma, mencionó que ella sabía poco de él, -solo lo que se mencionaba en la internet- y que fue gracias a los reporteros de esta revista, que conoció más del creador de Apple.

Incluso fueron ellos –los reporteros de esta revista- quienes le regalaron el libro, del cual dijo… ha leído poco, pero las pocas páginas –expresó- lo señalan como una persona que sufrió muchas carencias tal y como ella, las está viviendo, al tiempo que dijo no saber que pensar al comparársele con él.

Con la mirada hacia el suelo, las manos entrelazadas, vistiendo un suéter en rosa y su uniforme de primer grado de la Secundaria Técnica Número 4, expresó: “no sé qué voy a estudiar ni que seré de grande, quiero sacar adelante a mi mamá y hermanas y por eso le echo ganas al estudio”.

De pocas palabras, -las cuales expresa en un tono de voz por demás bajo debido a su timidez por demás marcada-, “la niña Jobs”, como ya es conocida en Matamoros, aseguró que le gusta la escuela y que a pesar de ver la televisión en el entorno familiar, prefiere estudiar, sobre todo las matemáticas.

Dijo gustarle la escuela, solo que ahora tiene que levantarse todos los días de lunes a sábado a las cinco de la mañana, para viajar una hora en transporte público para acudir a la secundaria, a la cual ingresó en el pasado mes de agosto, “antes me quedaba cerca la primaria a donde iba, porque estaba a unas cuadras de mi casa, pero ahora tengo que viajar hasta la colonia Euzkadi”.

Ella vive en la colonia Servando Canales, un sector al sur de Matamoros, casi a la salida ya en la carretera hacia Ciudad Victoria, a un costado del aeropuerto internacional de esta frontera.

La mayoría de sus vecinos, son pepenadores y es uno de los sectores con mayor marginación social, ya que ahí no hay baño y tiene que usar letrinas por la falta de drenaje, no hay calle, solo caliche aplanado y en donde el ruido de los aviones que despegan y aterrizan se conjuga con el olor de los cerdos que deambulan libremente entre el lodazal de las calles y los mismos terrenos del sitio.

Paloma, vive con su mamá y una de sus siete hermanas, pero en la mayoría del día convive con sus sobrinitos que corren por doquier, ya que casi todos días toda la familia se reúne.

Es una casa de material en color rojo y techo de lámina, a la entrada hay una mesa de madera y pocas sillas, algunas de plástico y otras de madera y frente a la entrada hay un único sillón cubierto de una sábana.

Dentro del terreno en donde vive la familia de Paloma, hay otras casas de madera que ocupan otras personas ajenas a ellos, ahí en el patio de tierra, Paloma, respondió bajo el sol y el fuerte viento que provocaba tolvaneras, las preguntas de los reporteros que se aceraron a preguntar su opinión sobre la aparición en esta revista especializada.

Ya cansada y hasta con signos de fastidio, por el ir y venir de decenas de reporteros, la pre adolescente, dio a conocer que se está preparando para participar el 28 y 29 de octubre en el Campeonato Nacional de Cálculo Mental que se realizará en la Ciudad de México, para lo cual, toma clases extra de Matemáticas y Cálculo.

“Me gustan mucho las matemáticas, no se me hace cansado estudiar, prefiero prepararme que salir a jugar o perder el tiempo con otras cosas”.

Y a pesar que en su recámara esta el libro de la biografía de Steve Jobs, aclaró que ha leído poco del texto, pero que no puede compararse con nadie, porque ella tiene otra forma de pensar y hacer las cosas y lo único que quiere es seguir estudiando para ayudar económicamente a su familia y darle un homenaje a su papá Miguel Noyola quien falleciera unos meses antes de que Paloma ganara el primer lugar de la prueba ENLACE del año pasado.

[b]

PaLOMA GANó LA PRUEBA ENLACE 2012[/b]

El 24 de septiembre del año 2012, se dio a conocer que una estudiante de entonces sexto grado de primaria había obtenido el primer lugar nacional de la prueba ENLACE en Matemáticas con 921 puntos, los más altos en la especialidad en esta prueba.

Paloma Marlene Noyola Martínez, una niña proveniente de una familia de escasos recursos, que acudía a la primaria “José Urbina López” de la colonia Servando Canales, fue quien obtuvo la presea en una materia en donde muchos no logran pasar.

Paloma, es la última de siete hijos de la señora María Guadalupe Martínez y Miguel Noyola (finado), por lo que el principal sustento de esta familia es la venta de tamales en donde esta niña ayuda.

El resto de las hermanas contribuyen con el gasto escolar de Paloma, una de ellas trabaja de mesera en un restaurante ubicado a pie de carretera, sin embargo, en la mayoría de las ocasiones se quedan cortos para poder comprarle zapatos, ropa y sobre todo libros y cuadernos. En su momento Paloma, dijo que las matemáticas para ella, eran pan comido, ahora repitió lo mismo, sin embargo, aseguró estar estudiando para el próximo torneo nacional en donde espera poder obtener el primer lugar.

Cuando ganó la prueba ENLACE, estudiaba en el grupo “A” de sexto año, de la primaria de su colonia, localizada a una cuadra del Puente las Vacas al sur de Matamoros.

Por este puente muchas veces, la mamá de Paloma, la cargaba acuestas, para que ella no llegara a la escuela con los zapatos llenos de lodo. Las pefregoz calles de esta colonia, se convierten en época de lluvia en trampas mortales por la gran cantidad de lodo que se forma, dicho puente, es de metal por demás resbaloso y a pesar de contar con barandales, estos están demasiado oxidados y cruzan un canal de aguas negras y pestilentes.

Sergio Iván Juárez, es el responsable del aprovechamiento de Paloma en matemáticas y es que como la misma niña dijo, “el sabe dar esta materia más amena, no aburrida, nos dice que busquemos en internet algunas cosas y otras nos las enseñaba de manera práctica”, expreso la niña.

Ahora ve poco a su profesor, claro, se hablan por teléfono y hay la libertad de hablarle por teléfono, para preguntarle algunas cosas sobre matemáticas, pero como ahora va a otra escuela, son contadas esas ocasiones, pero esas veces son de mucho provecho.