Protestan por falta de libros en telesecundaria

Los padres de familia molestos impiden el paso a los maestros; responsabilizan a la directora del plantel altamirense de todas las deficiencias.
Padres de familia manifestaron su inconformidad.
Padres de familia manifestaron su inconformidad. (ANAHY MEZA)

Altamira

Desde hace tres meses los 130 alumnos de la telesecundaria Jaime Torres arrancaron el ciclo escolar y no tienen libros de texto, estudian con copias o libros viejos, por un error de la supervisión escolar, también les hacen falta dos profesores, para segundo y tercer año, el aula edificada para laboratorio es utilizada como bodega y la única computadora que tienen no sirve.

Está ubicada en el ejido Benito Juárez, a 40 minutos de la cabecera municipal de Altamira sobre la carretera Tampico-Mante. Los padres de familia molestos por la situación decidieron bloquear el plantel e impedir el paso de los profesores, pues responsabilizan de todo lo ocurrido a la directora.

Con pancartas en mano los papás exigían la presencia de las autoridades de la Secretaría de Educación, y justo cuando impidieron el paso de la directora, María Eugenia Gallegos, llegó la supervisora escolar Guillermina Zapata, quien prometió que el tema de los libros quedaría resulto y que incluso ya iban en camino.

La presidenta de la mesa directiva de la escuela, Mayra Rodríguez Terrones, que era apoyada por otros 50 padres de familia, explicó que la molestia era que durante todo el ciclo escolar pasado no tuvieron libros, y parecía que este tampoco tendrían pues los muchachos tenían tres meses estudiando con copias o libros muy viejos que incluso ya no se entienden.

La escuela carecía de dos profesores de segundo y tercer año, y ese día por la mañana cuando ya se había bloqueado el plantel, llegó uno de los profesores que hacían falta, sin embargo los papás querían la presencia de la Secretaría de Educación pues estaban en contra de la directora, a quien señalaron de no rendir cuentas del manejo que hacía de la cooperativa, no permitir que los padres de familia hicieran mejoras a la escuela que se encuentra en malas condiciones y no querer firmar los oficios para solicitar apoyo del Ayuntamiento.

“Aquí hay muchas cosas que funcionan mal, no tenemos libros de textos los muchachos estudian con copias como se la pasaron todo el ciclo pasado, no tenemos dos profesores, no hay sistema para que puedan operarse computadoras y el laboratorio es ocupado como bodega y pedimos que cambien a la directora de la que no encontramos apoyo para poder hacer mejoras a la escuela, además de la falta de rendición de cuenta”.

Al llegar la encargada de la Oficina Regional de Educación, Guadalupe Rodríguez, explicó que la falta de libros se debía a que la supervisora no había hecho entrega de los libros, sin embargo y pese a la omisión que tenía a los alumnos sin los libros de texto, que están guardados en las instalaciones de la Oficina Regional de Educación en Madero, no será sancionada la encargada de hacerlo.

“No necesariamente será sancionada, en el caso de telesecundaria a ellos se les entrega desde la bodega regional, si en esa escuela no se había hecho ya ahorita estamos solucionando esa situación”.