Productores piden vigilancia en brechas

Son paso obligado de la maquinaria y de los trabajadores; temen por la inseguridad.
Falta seguridad en accesos a ranchos agrícolas de Altamira.
Falta seguridad en accesos a ranchos agrícolas de Altamira. (YAZMÍN sÁNCHEZ)

Altamira

No hay vigilancia en brechas y tramos carreteros de la zona sur de Altamira, lo que pone en riesgo a 5 mil productores agrícolas, que de nueva cuenta comienzan a ser extorsionados o víctimas de robos. El sector está pidiendo vigilancia pues están a punto de comenzar la cosecha de soya.

Juan Manuel Horack, presidente Unión Agrícola Regional del Sur de Tamaulipas, explicó que en el caso de Altamira las brechas más peligrosas que necesitan vigilancia son la de Corpus, Tres Marías, Lomas del Real, así como la que va al municipio de Aldama y a Morón, en la carretera Tampico-Mante en el tramo de González, de González a Morón, y González a Mante.

Explicó que la vigilancia en los tramos es nula y son paso obligado para la maquinaria y el transporte de trabajadores, de los 70 rancho productores de Altamira, Aldama y González, mismos que además han tenido que cambiar el giro de su siembra, pues las hortalizas requieren más movimiento de dinero y es un riesgo.

“Ya no se ha visto presencia de la Sedena, Marina o de la Policía Federal, que en lugar de que hagan recorridos tipo carrusel se ponen en ciertos puntos y descuidan 20 o 30 kilómetros donde nos pueden asaltar”.

Indicó que debido al cambio de giro en la siembra se vieron en la necesidad de desocupar al 40 por ciento de los trabajadores que antes se desempeñaban en el campo.