Prefieren robar tapas en avenidas: Comapa

La dependencia menciona que hay coordinación con seguridad, pero falta de videovigilancia impide resultados, la pérdida asciende a 525 mdp.
Sigue robo de tapas de alcantarilla.
Sigue robo de tapas de alcantarilla. (Jose Luis Tapía)

TampicoAltamira

En lo que va del año la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa), registra una pérdida de 525 mil pesos causada por el robo de tapas de alcantarilla que ha empezado a ser más frecuente en avenidas muy transitadas como la Hidalgo.

El gerente de la comisión, Francisco Bolado Laurents, informó que se han visto obligados a sustituirlas por tapas de asbesto o PVC.

Dijo que a pesar de que han establecido comunicación con las autoridades de seguridad pública para inhibir éste ilícito, a falta de cámaras de vigilancia no han tenido resultado.

Bolado Laurents comentó que sí se presentan denuncias ante el Ministerio Público sin embargo, en ninguno de los casos han detenido a los culpables.

“Sigue cotidianamente, estamos sustituyendo con unas tapas de asbesto o PVC, son tapas que desgraciadamente le pedimos a la comunidad que presenten la denuncia, les hemos pedido, hemos platicado con las autoridades correspondientes, pero se sigue con esta práctica”, manifestó.

El gerente de la comisión afirmó que cada tapa le cuesta a Comapa más de 3 mil 500 pesos, mientras que el coordinador de redes y distribución, Federico Bastiani, estimó que cada tapa de hierro fundido tiene un costo de 4 mil pesos.

Francisco Bolado sostuvo que ya han sido sustituidas más de 150 tapas de alcantarillas con material plástico. Es la segunda ocasión en este año que la comisión cambia el material de sus tapas; en enero, Federico Bastiani informó de un plan de reposición con tapas de concreto debido a que cada mes había entre 15 y 20 denuncias, equivalente a 70 mil pesos, mientras que la Comapa carece de un presupuesto etiquetado para ese fin.

De acuerdo con la cotización en el mercado, el precio por kilo de fierro es en promedio de tres pesos y una tapa de alcantarilla puede pesar mínimo 20 kilogramos hasta rondar los 40.

“No las tenemos identificadas porque no hay cámaras, pero ponemos la denuncia contra quien resulte responsable, tenemos una copia, pero no hay detenciones”, refirió.

En el caso de medidores afirmó que se cambiaron todos a plástico, por lo que las denuncias de robos fueron a la baja.

Comapa Altamira no ha recuperado pasivo de 48 mdp

En tres años la Comapa Altamira no ha emprendido ningún procedimiento jurídico contra los 45 mil usuarios que no pagan el agua, para recuperar un adeudo por 48 millones de pesos; cada año la pérdida por este concepto suma 4 millones de pesos. El gerente de la dependencia asegura que el procedimiento es complicado pues se debe aterrizar con el Jurídico de Gobierno del Estado, y la sustentación adecuada del cobro.

Los 45 mil usuarios que no pagan el agua representan un déficit para la Comapa Altamira de 48 millones de pesos, y una pérdida anual de por lo menos 4 millones de pesos, lo que según el gerente de la Comapa Eduardo Morris no les permite atender las necesidades de obra y mantenimiento que necesitan las redes de distribución de agua y drenaje.

Sin embargo desde el 2011 que el gerente advirtió comenzarían los procesos jurídicos contra las personas que no pagaban el agua, a la fecha la dependencia no ha emprendido alguna acción legal sobre los 45 mil usuarios.

Eduardo Morris asegura que hacerlo no es sencillo, pues tienen que consultarlo con su área jurídica, pero también pedir colaboración con el área legal de Gobierno del Estado, pues tienen que hacer un soporte de leyes y recabar información.

“Estamos en eso todavía, es un proceso muy largo y no es tan fácil, pues hay que recabar información y hablar con el jurídico de Gobierno del Estado. No todavía no interponemos acciones legales, hay la idea de hacer algo más formal pero hay que hacer un soporte de leyes y no está tan sencillo depende de más cosas”.

Desde el 2011 a la fecha, de acuerdo a los reportes que ha emitido la Comapa se ha cortado el agua a 1,500 viviendas por año, sin embargo un gran porcentaje no ha realizado un convenio de pago.

Tan sólo las 2,700 viviendas abandonadas que existen en Altamira representan un adeudo por 8 millones de pesos.