“Pemex debe analizar el riesgo de empresas”

Si la paraestatal se abre a la privatización, debe evaluar procesos de las firmas con que trabajará; actualmente no lo hace: CEDIP.
Antonio Pascual García dirige la Universidad CEDIP.
Antonio Pascual García dirige la Universidad CEDIP. (YAZMÍN SÁNCHEZ)

Tampico

Para abrirse a la privatización, Pemex deberá establecer reglas claras en cuanto al sistema de riesgo por cada empresa contratada, afirmó Antonio Pascual García, director de la Universidad CEDIP Tampico, con elementos como equipo de trabajo y formas de operación, pues al no contar con ello se podrían sufrir derrames y catástrofes como el caso British Petroleum.

Dentro del Segundo Simposium de Ingeniería Petrolera “Al Rescate de Nuestra Industria Petrolera”, agregó que la falta de equipo especializado en medición dentro de Petróleos Mexicanos pone en riesgo la facturación de la producción, lo que merma las utilidades del sector petrolero.

“El tema de la exposición fue ‘El proveedor confiable’, es el proveedor que la paraestatal debe auditar con equipos, que son bastante caros; por ejemplo, un equipo reómetro modelo FANEM 77 para aguas ultraprofundas que vale 1 millón 500 mil pesos. Ese equipo lo debe tener la empresa que va a operar, así sea de China o Venezuela.

“Porque si nos vamos a abrir a la privatización, Pemex debe establecer las reglas claras del juego en cuanto al sistema de riesgos; es decir, cómo vamos a evaluar a una empresa que no tenga riesgos, qué tipo de equipo confiable nos van a entregar o van a tener en sitio para estar pidiendo la ventana de operación.

“Si no se cuenta con esas condiciones, entonces vamos a tener muchos derrames petroleros y muchas catástrofes”.

Dijo que dentro de la reforma energética, planteada por el Presidente Enrique Peña Nieto, aún falta justificar quién será el encargado de regular su funcionamiento, pues aseguró que no está presente el Instituto Mexicano del Petróleo, y que además las empresas que mueven el crudo no son monitoreadas.

“En el simposium presentamos un equipo que compramos con un valor de 650 mil pesos y que sirve para medir la viscosidad cinemática, la dinámica, la densidad y los grados API pero con niveles de precisión cinco ceros después del punto. Y si Pemex no cuenta con esos equipos, como no los tiene todavía, entonces pone en riesgo los sistemas de producción, la factura y con ello, vamos a tener una merma en las utilidades y ganancias”.

Detalló que la tecnología presentada en el simposium no está controlada por la Refinería Madero, la empresa Bopack, Intertec, Geo Estratos y el mismo Pemex.