Otorgarán en Mante enseres a mil 300 familias damnificadas

Los apoyos comenzarán a llegar a finales de esta semana mencionó el subsecretario de la Sedesol, que en promedio oscilan en los 6 mil pesos.
Darán enseres a 300 damnificados.
Darán enseres a 300 damnificados. (Milenio)

El Mante

El gobierno del Estado anunció que ésta misma semana comenzarán a bajar apoyos para las familias que sufrieron pérdidas durante las inundaciones de hace un mes y en cada vivienda se repartirán en promedio 6 mil pesos.

El subsecretario de la Sedesol José Benítez Rodríguez y el alcalde Pablo Alberto González León, anunciaron de forma conjunta que los primeros apoyos en enseres, muebles y electrodomésticos se comenzarán a entregar a finales de la presente semana, cuando se repartan colchones y muebles en base a las prioridades de las familias.

“Estaremos viendo a las familias buscando priorizar sus necesidades para que después del colchón nos digan que es lo que más les urgen, refrigerador, estufa, donde sentarse para empezar a atenderlos, pero todo irá por partes y ahorita lo más urgente es el colchón que se les otorgará parejo a las mil 300 familias”.

Benítez Rodríguez, señaló que el gobierno federal a través de la Sedatu destinó 12.5 mdp para Tamaulipas y el gobernador Egidio Torre Cantú aportará otro tanto para la reconstrucción de los daños en los 33 municipios, y considerando que hay 4 mil familias afectadas, se estima que serán en promedio de 6 a 7 mil pesos que pudieran tocarles por familia, mismos que se harán llegar conforme la necesidad y en especie; descartando la posibilidad de que el apoyo llegará por tarjeta como en otros estados.

“Estaríamos hablando de 6 a 7 mil pesos que pudieran tocarle a las familias, pero si estamos cuidando que reciban lo que pidieron o a lo que tienen mayor necesidad, porque si alguien no le afectó refrigerados o estufa solo colchones solo le daremos eso, para que la gente realmente reciba lo que requiere y quien tenga más necesidades le daremos un apoyo superior”

Aclaró que los recursos llegarán conforme a lo que las propias familias solicitaron, porque ellos mismos hicieron su planteamiento de la necesidad durante el censo que se realizó en los primeros días de la afectación.