Llega tarde Profeco a verificación de negocios

Dos semanas después de la contingencia llegan los verificadores, y de las denuncias que se dieron en los primeros días posteriores a la contingencia ya no hayan nada.
Verificadores de la Profeco llegan a tarde a verificar negocios.
Verificadores de la Profeco llegan a tarde a verificar negocios. (Milenio)

Ciudad Mante

La Procuraduría Federal del Consumidor en el país, envió a un equipo de 20 verificadores al Poblado el Limón, para que eviten que comerciantes que venden productos de la canasta básica, abusen de la necesidad de la población y suban de manera desproporcionada los precios de productos como la carne, el huevo o las tortillas.

Sin embargo, llegaron tarde pues al menos en esta zona del Mante afectada por las inundaciones, los abusos se cometieron en los dos o tres días que siguieron a las inundaciones y no hubo intervención de esta dependencia.

En una acción que se dio en todas las zonas devastadas por las lluvias, el coordinador regional noreste de la Profeco con base en Monterrey, Nuevo León, Javier Ocampo García, acudió junto al delegado de la instancia en Tamaulipas Felipe Garza Narváez a verificar los establecimientos.

Mayormente, sostuvo que el operativo se desarrolla en sitios que venden productos de la canasta básica, pero también se lleva a cabo en establecimientos como ferreterías, tiendas de electrónica y otros prestadores de servicios y vendedores de mercancía que tiene alta demanda, debido a que la gente está en proceso de rehabilitación de sus viviendas.

Algunas personas del Poblado El Limón, le manifestaron a los verificadores de Profeco que el verdadero problema, es que los abusos de algunos comerciantes –aunque fueron mínimos- se suscitaron dentro de los primeros dos o tres días posteriores a la contingencia y debido a que ya pasaron dos semanas de lo ocurrido, es difícil que vayan a encontrar a quien esté vendiendo como en ese entonces kilogramos de tortillas a 15 pesos y “tapas” de huevo a 80.

Sin embargo, Javier Ocampo García, coordinador regional noreste de la Profeco, dijo que en Tamaulipas se han hecho revisiones en algunos de los 33 municipios afectados por las lluvias para evitar abusos de comerciantes y hasta el momento no ha habido ninguna anomalía, resaltando la importancia de mantener los operativos a través de las unidades administrativas de cada municipio, pues dijo que a pesar de que la contingencia ya pasó en su peor fase, todavía hay muchas carencias y podrían presentarse abusos de los comerciantes.

“Básicamente se trata de evitar abusos del comercio y que no le pongan precios altos a los productos dañando la economía del consumidor”, dijo luego de insistir en que no ha habido denuncias.

Insistió en que la presencia de la Profeco es permanente aunque no con la misma intensidad, al asegurar que las unidades administrativas pueden iniciar procedimientos llamando a los verificadores de la delegación, siempre y cuando haya denuncias de por medio.