Lentitud en obra carretera frena llegada de inversiones

El proceso de adecuación a cuatro carriles en la Tampico-Valles lleva más de 12 años; todavía faltan 14 km. que generan dificultad en tránsito vehicular.
Automovilistas en peligro de sufrir algún accidente sobre el tramo que aún no ha podido ser terminado.
Automovilistas en peligro de sufrir algún accidente sobre el tramo que aún no ha podido ser terminado. (aristeo abundis)

Pánuco

Los trabajos de adecuación a cuatro carriles de la carretera Tampico-Valles en su tramo Canoas-Tamós llevan más de 12 años realizándose sin que hasta la fecha hayan podido ser concluidos, situación que frena la llegada de inversiones y por ende el desarrollo de la zona, reclaman el Movimiento Popular Independiente así como la Academia de Abogados y Profesionistas Afines.

Por su parte, el alcalde panuquense Fortino Vázquez Elorza dijo que solicitará al gobierno estatal gestionar ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes la celeridad a esta obra, ya que sectores productivos reconocen que las condiciones actuales de la carretera desaniman inversiones turísticas, industriales y de servicios. A la vez que productores agropecuarios consideran además a este proyecto como una gran trampa mortal que arrasaría miles de viviendas en caso de inundaciones por no contar con estructura adecuada en el desfogue de agua.

La llamada de atención que hacen sectores productivos en el norte de la entidad veracruzana es que el pésimo estado que presenta gran parte de la carretera Tampico-Valles en el tramo Canoas-Tamós ha sido impedimento para el progreso de la región.

Además establecen que se trata de un proyecto del que no se dio información específica y temen que su conformación se erija como una gran trampa mortal en caso de incremento de los niveles del río y el desfogue natural de agua entre éste y el sistema de lagunas de la región, considerando que arrasaría miles de viviendas así como ranchos ganaderos.

De acuerdo al Movimiento Popular Independiente presidido por Leopoldo Vargas Lara, los trabajos de conversión a cuatro carriles de la carretera Tampico-Valles en el tramo de 34 kilómetros entre Canoas y Tamós llevan poco más de 12 años y se constituyen una gran vergüenza en los avances de ingeniería, pues la lentitud de los mismos así como la deficiencia en la estructura carretera a convertir permiten pensar incluso en catástrofes.

Vargas Lara explica que dicha carretera fue construida con una cimentación y elevación en la que evidentemente no se tomaron en cuenta los niveles y volúmenes de desfogue de agua en caso de inundaciones y al igual que los productores agropecuarios Leobardo Sánchez y Alfonso Guzmán, anticipan la posibilidad de una catástrofe si los niveles de los ríos y lagunas requieren de desfogue rápido convirtiendo la escasa capacidad de tránsito de agua en una gran represa que devastaría la región integrada por casas-habitación, ranchos ganaderos y cultivos.

La gran preocupación también se centra en la posibilidad de que las estructuras de los puentes ya cimentados provoque desnivel en los conductos de retroalimentación entre el río y las lagunas por lo que los pescadores de las diferentes cooperativas ya han advertido que sin estrenarse la carretera en diferentes puntos se generó estancamiento de agua por la sobre elevación del talud de la carretera dando como consecuencia calentamiento en la zona de los mantos acuíferos, mortandad de especies y grave atentado al equilibrio ecológico que puede ser irreversible.

En este contexto el presidente de la Academia de Abogados y Profesionistas Afines en el norte de Veracruz, Antonio Sergio Rivera Lam reforzó la propuesta para que se adecue la vía en la brevedad posible y se cuente con comunicaciones de calidad pero además se manifestó porque se explique la tardanza en fondos económicos que fueron etiquetados desde hace más de 8 años, pidió incluso llamar a cuentas a los responsables de todas las circunstancias irregulares a efectos de que legalmente se les pueda fincar responsabilidades.

El líder de los abogados aseguró que todo este contexto ha provocado la ausencia de oportunidades para el desarrollo de la región debido a estas condiciones no se han instalado empresas para generar empleos, no existe la infraestructura turística que la biodiversidad y las riquezas naturales podrían impulsar en la región.

Por su parte, el Secretario de Seguridad Social del Sindicato Democrático de Trabajadores de la Educación en el norte de Veracruz, Eligio Flores Lima advirtió que estas condiciones impactan también en la seguridad cotidiana de miles de estudiantes y profesionistas que se desplazan entre Tamaulipas y Veracruz diariamente tanto en sus unidades particulares como en transporte colectivo; señaló que no es posible que se continúe con estas condiciones inseguras de tránsito.

A fin de comprender la magnitud de la importancia de la vía carretera en el norte de Veracruz, es necesario resaltar que tan solo en tránsito diario de estudiantes, empleados, obreros, profesionistas, comerciantes y prestadores de servicios que se desplazan diariamente a sus labores cotidianas al sur de Tamaulipas con el que conecta directamente esta vía, se puede hablar de un estimado de más de 15 mil personas diariamente en tránsito de ida y vuelta por la mañana de igual manera por la tarde casi noche.

Esto, según las consideraciones realizadas por Magdalena Rivera García, presidenta de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) en esta zona, que indica que hay gran dependencia económica del sur de Tamaulipas.

Mientras que por su parte, esa zona tamaulipeca depende de la mano de obra calificada, especializada de profesionistas, obreros y empleados, sin dejar de considerar a los miles de estudiantes que diariamente acuden a esa región en busca d su formación profesional.

En lo que se refiere a la movilidad interna de uso de esta vía de comunicación, se intercomunican al menos 35 comunidades de las zonas agropecuarias productivas como Chapacao que deben salir hacia la región vía el camino Lázaro Cárdenas o vía la región del camino Ochoa- Minera Autlán, y todos al intentar acceder a sur de Tamaulipas.