Inicia Sector Salud programa emergente de chapoleo

Se contrataron a 50 personas que durante tres meses realizarán los trabajos de limpieza en terrenos.
Archivo Milenio

Ciudad Valles

Ante la renuencia de los propietarios de terrenos baldíos en mantenerlos limpios y la omisión de los ayuntamientos de aplicar la ley y sancionarlos, la Secretaría de Salud inició este fin de semana un programa emergente para desmontar los solares, contratando a 50 personas que harán la labor durante tres meses, esto para evitar que incremente más el riesgo de dengue.

El titular de la Jurisdicción Sanitaria número V, Gustavo Macías del Río admitió que con ello están "haciendo la chamba de otros", porque en primer lugar el responsable debe ser el dueño del predio y después el gobierno local debe ejercer la ley y obligarlos a hacer la limpieza.

"En los Bandos de Policía y Buen Gobierno de los 58 ayuntamientos se estipula la obligación y las sanciones y lo único que nos queda es exhortar a los alcaldes a que lo apliquen. Ya les mandamos oficios a todos", dijo Erick Newmann Ramírez, responsable de la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios.

El epidemiólogo Gustavo Macías del Río explicó que los 50 trabajadores eventuales se meterán a los terrenos que no estén cercados y que no sepan los vecinos de quién son. "En algunos se pedirá permiso y donde no haya nadie Dios nos perdone por meternos pero tenemos que salvar a la población", expresó.

Hasta el momento no conoce el número de predios en esta condición. Se contrataron a 50 personas de manera eventual que laborarán 3 meses.

El bando de policía y buen gobierno de Ciudad Valles refiere en su Artículo 62: "Son atribuciones del Ayuntamiento, sancionar a las personas que arrojen basura en lotes baldíos, lugares baldíos, lugares prohibidos y vía pública, arrojar a la vía pública basura y otros objetos que pudieran causar daños o molestias a los vecinos o transeúntes o depositarlos en lotes baldíos.

El Artículo 85 señala que Se sancionará de 1 a 10 salarios mínimos y/o arresto hasta 36 horas, a quien cometa alguna contraversión al anterior.