Incrementa cifra de migrantes muertos en el río Bravo

El director de bomberos mencionó que a comparación del año pasado el número de decesos aumentó un 20 por ciento, terminando la mayoría de los occisos en la fosa común.
Archivo Milenio
(Milenio)

Nuevo Laredo

En el año, un total de 28 personas, la mayoría migrantes, han muerto en el río Bravo en su intento por internarse ilegalmente a Estados Unidos.

El director de Protección y Bomberos, Juan Ulises Ochoa Correa, dijo que desafortunadamente, en la región de los "Dos Laredos", comprendida entre Tamaulipas y Texas, la cifra de los fallecimientos aumentó 20 por ciento en comparación con este mismo periodo del 2012.

La mayoría de los ahogados terminan en la fosa común porque hasta el momento han sido identificados ocho, señaló.

Todas las víctimas eran hombres y ninguna mujer, a diferencia de otros años, cuando incluso hubo niños que se ahogaron en su intento por cruzar a Estados Unidos.

Por semana los rescatistas realizan dos recorridos para exhortar a los migrantes a que eviten cruzar a nado la frontera debido a la peligrosidad que esto representa, de igual manera a las familias se les exhorta para que no se metan a nadar en este cauce.

Los migrantes ahogados fluctúan entre los 20 y 40 años de edad, aunque una de las víctimas fue un menor de edad que jugaba en el cauce.

El Departamento de Bomberos en esta frontera confió que estos últimos meses del año, disminuya el número de personas ahogadas en el afluente, debido a que está por iniciar la temporada invernal.

Cabe destacar que en el año 2012, en Nuevo Laredo y Laredo, Texas, murieron 79 migrantes mexicanos, centroamericanos y de otros países, en diferentes circunstancias como deshidratación, insolación, accidentes ferroviarios y ahogamiento.