Desempleo en madres trabajadoras reduce infantes en guarderías

Baja en la población infantil repercute en la economía de los dueños de las estancias.
La ocupación en guarderías del Seguro Social se ha visto afectada por el desempleo en la zona.
La ocupación en guarderías del Seguro Social se ha visto afectada por el desempleo en la zona. (JOSÉ LUIS TAPIA)

Madero

Una reducción desde un 10 hasta el 40 por ciento en ocupación infantil reportan las 22 guarderías afiliadas al Instituto Mexicano del Seguro Social en la zona sur de Tamaulipas y norte de Veracruz, situación que se ha reflejado por la tasa de desempleo entre las madres trabajadoras.

Juan Hampacú Robledo, presidente de la Asociación Regional de Guarderías de Tamaulipas, expuso que actualmente se atienden alrededor de 3 mil 500 niños en el sistema de guarderías cuando en periodos relativos positivos, las estancias infantiles han llegado a recibir más de 4 mil infantes.

“Esto indica que tenemos suficiente capacidad para atender a las madres trabajadoras, sin embargo por la falta de empleo se ha visto una marcada reducción que nos afecta y por otro lado aunque algunas mamás si tienen empleo, no tienen la cultura de enviar a sus niños a la guardería sin tomar en cuenta el perjuicio que representa para el menor”, refirió.

Hampacú Robledo, destacó que esta baja en la población infantil, repercute en la economía de los propietarios de guarderías que tienen que cubrir los pagos por los servicios básicos, nominas y costos y demás servicios.

“De un total de 22 guarderías estamos hablando que tenemos una reducción en al menos el 50 por ciento de las estancias infantiles, si tenemos una reducción importante, es una merma en la capacidad ocupada, nosotros dependemos básicamente del nivel de empleo que se está dando a nivel local”, indicó.

Manifestó que el Instituto Mexicano del Seguro Social, (IMSS) basándose en la ley de adquisiciones, recibieron un descuento por los días que se suspendieron las actividades tras la contingencia que ocasiono en la región los remanentes del huracán Ingrid, sumado a que están obligados a pagar a los trabajadores que se ausentaron debido a las inundaciones.

Explicó que durante los días 18 y 19 de septiembre se suspendió el servicio a las madres que trabajan, detalló que esta situación dejó serias afectaciones por las pérdidas económicas que representa dejar de prestar un servicio durante 48 horas.