Aumento al IVA frena inversión de 22 empresas

En Nuevo Laredo, alcalde e iniciativa privada señalan que la ciudad dejará de ser atractiva y prevén recortes de personal.
Legisladores del PAN se opusieron a homologar el IVA en la frontera.
Legisladores del PAN se opusieron a homologar el IVA en la frontera. (cortesía)

Tamaulipas

Al menos 22 empresas de la frontera de Tamaulipas han frenado sus planes de instalación o expansión en Reynosa y Matamoros debido al debate de la reforma fiscal en torno la homologación del IVA, anunciaron representantes de empresarios y del municipio. En Nuevo Laredo, también la iniciativa privada y el alcalde señalaron que la ciudad dejará de ser atractiva para los inversionistas y se corre el riesgo de recortes de personal.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Reynosa, Juan Filiberto Torres Alanís, señaló que la aprobada homologación del IVA en la frontera al 16% es el “tiro de gracia” para empresarios de esta localidad, ya que se vislumbra la salida de un importante número de empresas que lejos de ampliar operaciones en la ciudad, como ya estaba previsto, ahora buscarán otros países para instalarse.

“Estábamos esperando 19 empresas maquiladoras que invirtieran en Reynosa, se habían detenido por la reforma hacendaria hasta conocer los mecanismos pero esta homologación no ayuda, al contrario, resta la posibilidad de que esas empresas se instalen en la ciudad y no solo se irán sino que nos pegará duro en desempleo”.

Destacó que con estas medidas “mal consensadas” por parte de nuestros legisladores, se dispararía el desempleo, la recesión y con ello hasta la delincuencia, lo cual calificó de muy grave.

“Para el comercio local y particularmente el maquilador de esta frontera será mucho más difícil la competencia con el comercio del vecino país, donde los impuestos son apenas de un 8.25 por ciento, habrá que replantear, ajustar en las empresas con la intención de que no nos pegue en el empleo de los trabajadores, en la productividad y el comercio de cada producto, porque desafortunadamente todo se traduce en costos, insumos, productividad y sueldos, lo que para muchas de las empresas manufactureras, de la construcción, de servicios y demás ya no será costeable si esto se da así”, destacó.

En Matamoros, a consecuencia de la incertidumbre del proyecto de reforma fiscal, ya se han frenado tres proyectos industriales que se tenían considerados, dijo Alejandro Fernández, secretario de Desarrollo Económico y Fomento al Empleo, además de que otros sectores económicos tienen detenida la contratación de personal.

Indicó que con esta reforma habrá más filtros para la revisión de las empresas, lo que para algunos inversionistas extranjeros, resulta engorroso, por lo que, aseguró, han amenazado con irse de Matamoros e inclusive de México.

“Ya no somos tan atractivos para la industria maquiladora como hace años por ser frontera, ahora los empresarios buscan estar cerca de sus proveedores o de las empresas a quienes les venden sus productos; Matamoros perderá importantes fuentes de trabajo”.

Apenas la semana pasada, Roberto Mattus Rivera, presidente de la Asociación de Maquiladoras de Matamoros, dijo que cinco empresas detuvieron sus planes para asentarse en esa ciudad y se tiene el riesgo de perder 12 mil empleos en dos años por el éxodo de 20 a 25 empresas.

En Nuevo Laredo, Carlos Martínez Gómez, presidente de la Coparmex, detalló que de aprobarse dicha iniciativa presentada por el Ejecutivo federal fomentará el desempleo.

“Va impactar, no le beneficia a nadie y menos al interior del país y si no se maneja bien se corre el riesgo del recorte de personal porque el primer renglón en la cuestión de ser competitivos son los recortes”.

José Cruz de la luz Paz, presidente del Consejo de Instituciones en la frontera, dijo que “es una estocada final al comercio” y calificó de lamentable que las autoridades federales no tomaran en cuenta los intereses de la ciudadanía y solo les importaran los intereses de un partido ya que afectará el comercio local que desde hace unos años ha sido golpeado por la inseguridad que prevalece en la frontera.

Por su parte el alcalde Carlos Canturosas Villareal mencionó que está en total desacuerdo y dijo que repercutirá en desalentar la inversión y repercutir en el bolsillo.

“Como autoridad municipal y como persona estoy contra la homologación, no es conveniente, repercutirá negativamente en toda la franja fronteriza, en el bolsillo y va a desalentar la inversión”.

Jorge Viñals Ortiz de la Peña, secretario de Desarrollo Económico municipal, dijo que la ciudad dejaría de ser competitiva al pagar el doble de impuesto que se tiene en Estados Unidos.

“Nos deja fuera de competitividad a la región, se encarecen los costos de las industrias y esperemos que entiendan que la frontera tiene que ser competitiva para el bien de México, aún mas que el resto del país”.