• Regístrate
Estás leyendo: Útiles, listos; ¿y la nutrición?
Comparte esta noticia

Útiles, listos; ¿y la nutrición?

Para un buen desempeño escolar es necesario que los estudiantes tengan una alimentación adecuada, de acuerdo con la nutrióloga de Medicina Preventiva de la Secretaría de Salud.
Publicidad
Publicidad

Zapatos, uniforme, cuadernos y mochila seguramente ya están listos para el regreso a clases. Los padres de familia han realizado esfuerzos considerables para que los estudiantes cuenten con el material necesario y así tengan un mejor desempeño escolar en el nuevo ciclo. A los papás, mamás y tutores se le hace la siguiente pregunta ¿Ya planearon la dieta para la niña o niño que estudia?

Sin duda, un proceso de alimentación y nutrición adecuado aportan a un mejor estado de salud y por consiguiente a un mejor rendimiento en el salón de clases. Esmeralda González Navarro, nutrióloga del Departamento de Medicina Preventiva de la Secretaría de Salud (SSJ) a continuación dará una serie de recomendaciones para que los alumnos lleven una dieta favorable.

La licenciada en nutrición compartió que “el punto más importante que ha que destacar es que de preferencia nuestros hijos salgan con algo en el estómago, de preferencia desayunados y que a la escuela solamente lleven un refrigerio. Los niños que permanezcan más tiempo en la escuela hay que asegurar que desayunen primero y que lleven uno o dos refrigerios y si es que en la escuela se ofrece también la comida”.

La persona encargada de preparar el desayuno y refrigerio no debe olvidar que una persona tiene que consumir un alimento durante la primera hora en la que se mantiene despierta. Por eso es necesario que el platillo se programe y prepare con un día de anticipación para que los tiempos no ganen y así evitar que el alumno o alumna se quede sin desayunar.

No olvidemos que los alimentos siempre deben contar con porciones de grupos como frutas y verduras, de origen animal, cereales y tubérculos así como los lácteos. Tomar en cuenta que para el caso del “lunch” para la escuela no debe prepararse alimentos con posibilidad de echarse a perder, esto podría causar otros problemas de salud como alguna infección en el estómago.

“No elegir alimentos procesados y si los preparamos en casa pueden ser simples, puede ser incluso un taquito de frijoles, una quesadilla, un sándwich de panela, algo sencillo pero que no sea endulzado”, agrega la especializa durante una entrevista concedida a este medio.

La especialista recomienda que en la preparación del lonche deba prevalecer la creatividad. Por eso, un sándwich sería bien acompañado por rebanadas de pepino, zanahoria o jícama, aguacate o germinados, pimiento morrón. Otros alimentos que acompañan el refrigerio son: uvas, fresas, ciruelas, plátano y duraznos.

El consumo de agua es importante para que se tenga la hidratación adecuada. Del refrigerio escolar se debe retirar las bebidas azucaradas como son los refrescos y jugos.

Hay quienes deciden que los estudiantes mejor tomen una bebida durante la mañana y el desayuno fuerte sea durante el recreo de la escuela. En vez de una bebida de chocolate, la nutrióloga recomienda avena en agua o en leche que se acompañe de semillas como nueces o almendras picadas. Se advierte la necesidad de no endulzarla.

Los menores de edad están en peligro de consumir productos que son poco saludables y no aportan al mejor desempeño en la escuela. Por eso, es necesario evitar el consumo de desayunos preparados que incluso llegan a llevar la palabra “lunch” en el nombre comercial. Es necesario evitar galletas y aquellos que son industrializados pues tienen presencia de azúcar y grasas, situación que provoca mayor consumo de calorías y aumento en el nivel de glucosa.

En caso de no lograr la preparación de los alimentos y decidir dar dinero al menor para que este consuma en la cooperativa escolar, la nutrióloga Esmeralda González Navarro recomienda a los padres de familia que investigan si se ofertan productos saludables. De no ser así será necesario evitar la compra en ese sitio.

“Corro el riesgo que mi hijo elija consumir alimentos que no le van a estar dando los nutrientes necesarios y por ende un problema de falta de concentración, somnolencia, dolor de cabeza y bajo rendimiento académico. Van de la mano, es importante comprarles una buena mochila como una buena lonchera”, agregó la licencia en nutrición.

Y usted, ¿Qué le dará de desayunar y refrigerio al niño o niña que estudia?

Claves

Recomendaciones 

• El desayuno es recomendable antes de salir de casa

• No deben faltar las frutas y verduras en la dieta de un menor de edad

• Incluir los aportes de la leche y sus derivados

• También tomar en cuenta las proteínas que se consumen en productos de origen animal y vegetal

• Es necesario limitar el consumo de azúcar; caramelos, golosinas, bebidas azucaradas muy ocasionalmente

• Tomar agua como bebida principal

Fuente: efesalud.com

SRN

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.