¿Ojos amarillos? Puedes tener síndrome de Gilbert

¿Sueles sentirte cansado, estresado y el blanco de tus ojos es más bien amarillo? El síndrome de Gilbert puede estar quitándote la energía
No por tener ojos amarillos significa que tienes hepatitis
No por tener ojos amarillos significa que tienes hepatitis (Especial)

Ciudad de México

Lo primero que pensamos al ver la piel y los ojos con un tono amarillento es en la hepatitis, pero puede ser algo más. Hay una condición hereditaria, conocida como el síndrome de Gilbert, que explica por qué algunas personas no pueden procesar la bilirrubina indirecta en la sangre, lo que ocasiona que su piel y ojos se tiñan de amarillo.

TE RECOMENDAMOS: Virus de hepatitis causan 80% de casos de cáncer de hígado 

Además del tono amarillento, quienes tienen este síndrome reportan cansancio, problemas digestivos y cambios de humor, pero no hay evidencia directa de que estos síntomas estén relacionados con el síndrome.

No se requiere tratamiento y no implica ningún riesgo para la salud, pero se sabe que los periodos de mucho esfuerzo físico, estrés, pasar por una enfermedad infecciosa, no dormir y no comer adecuadamente pueden desencadenar la aparición de la ictericia, es decir, el color amarillento.

Para saber si tienes el síndrome de Gilbert basta con un sencillo examen de sangre que compara el nivel de la bilirrubina directa contra el de la bilirrubina indirecta después de un periodo de ayuno prolongado. Si la primera está en nivel normal, pero la segunda se dispara, es seguro que lo tienes.

Por supuesto, este síndrome debe ser diagnosticado por un médico que descarte otras enfermedades hepáticas que sí representan un riesgo para tu salud. 



RL