¿Sufres de inapetencia sexual y no sabes por qué?

¿El trabajo, las redes sociales o el porno han cambiado tu vida sexual? Lo más sencillo es echarle la culpa a la tecnología, pero investigadores estudian las causas.
¿Anorexia sexual?
¿Anorexia sexual? (Especial)

Ciudad de México

¿Alguna vez has sentido inapetencia sexual? La presión del estrés, la distracción con la tecnología, las redes sociales o la pornografía, pueden provocar que tu libido disminuya de manera importante. Estas pueden ser algunas causas entre muchas más, y es que en la actualidad lo que nos rodea nos absorbe y nos lleva a olvidar cosas primordiales como la relación, en todos los sentidos, con nuestra pareja.

Muchos estudiosos señalan que tenemos menos relaciones sexuales que hace unas décadas. Los investigadores estadunidenses Jean Twenge, Ryne Sherman y Brooke Wells publicaron en la revista Archives of Sexual Behavior que en Estados Unidos anualmente se tienen relaciones sexuales nueve veces menos que a finales de los años noventa —de 62 a 53 veces anuales en promedio: un 15 por ciento de menor actividad sexual.

TE RECOMENDAMOS: Una relación abierta, ¿en verdad puede funcionar?

Especialistas en sexología reconocen que muchas personas ven en la pornografía un reemplazo del sexo real, algo que limita el deseo sexual en las relaciones de pareja y provoca síntomas como la “anorexia sexual” y la “disfunción sexual inducida”.

Por el contrario, otros estudios afirman que aplicaciones para conocer posibles parejas, como Grindr o Tinder, aceleran la vida sexual de muchas personas y su uso genera un aumento de las posibilidades de entablar relaciones sexuales.

La jornada laboral es otra causa de disminución de la vida sexual, pues a un empleado de tiempo completo le llega la fatiga y el estrés provocados por la actividad laboral, haciendo que esto influya en la caída de su actividad sexual. No obstante, según los investigadores la satisfacción, el deseo y la vida sexual de las amas de casa no es inferior al de las mujeres que trabajan a tiempo parcial o completo.

TE RECOMENDAMOS: El estrés ya es una enfermedad laboral

Revisa que puede estar pasando en tu vida y tus relaciones, así no te sumarás a ese porcentaje que por distintas causas está perdiendo el tiempo y el deseo.

AG