Mente sana, cuerpo sano

Sabemos que ir terapia es costoso, pero si pasas por un momento complicado hay cosas que puedes hacer por ti sin gastar tanto.
Aunque no podamos acudir a un especialista, nosotros mismos tenemos el poder de cuidar de nuestra salud mental.
Aunque no podamos acudir a un especialista, nosotros mismos tenemos el poder de cuidar de nuestra salud mental. (Especial)

Ciudad de México

Si estás convencida de que asistir a terapia te ayudará a descubrir y comprender eso que te preocupa, a conocerte a ti misma y a adquirir herramientas para gestionar los problemas de tu vida, ya has avanzado mucho pero costear una terapia puede ser difícil.

No dejes que los problemas emocionales y financieros te ganen, lo más importante es que encuentres tranquilidad y que puedas salir del bache en el que te encuentras. Si por el momento no tienes medios para pagar atención privada, esto es lo que puedes hacer.

TE RECOMENDAMOS: Dan terapia "online" para depresión y estrés laboral

Chiquéate

Muchas veces nos descuidamos por dar prioridad a otras cosas y a otras personas, haz memoria y recupera esas actividades que te gustan y te hacen (o hacían) sentir bien.

Cultiva una rutina mañanera

Cuando sufres ansiedad o depresión, las mañanas son particularmente difíciles. Ayúdate con una rutina que te haga sentir mejor, como tomar un té, ir al gimnasio, leer el periódico, meditar o decir afirmaciones positivas (puede que no lo creas, pero funcionan).

Practica la gratitud

Reflexiona sobre las cosas buenas que tienes y da gracias por ellas. Si llevas un diario, agradece las cosas pequeñas y grandes que te sucedan, verás que con el tiempo tu chip mental se alineará hacia la gratitud.

Desconéctate por la noche

Deja todos los electrónicos fuera de tu cuarto. Define una hora para desconectarte, tómate un té o lee un libro y trata de que tus noches de sueño cada vez sean mejores.

Acude a una sesión de 12 pasos

No importa dónde vivas, seguro hay un grupo cerca de ti. No sólo existen para alcoholismo, también los hay para otras conductas adictivas como comer en exceso, por ejemplo.

Forma un grupo de apoyo

Cuando tu salud mental está en problemas, el aislamiento puede ser muy nocivo. Agárrate de la red de apoyo que te dan tus amigos más cercanos.

Ejercítate

El ejercicio te puede ayudar a sacar ese estrés y ansiedad que te están quitando fuerza y felicidad.

Come saludable

La alimentación es un pilar muy importante de tu bienestar, pues si lo que comes no te nutre de la manera correcta, las hormonas que te hacen sentir bien pierden el equilibrio.

Medita

La meditación es una práctica que lleva tiempo dominar, pero aunque te distraigas y no te concentres del todo, no te preocupes y sigue intentándolo. Si inicias con un minuto al día, verás los beneficios.

Busca ayuda online

Existen organismos gubernamentales y clínicas que te ayudan con información, consejos y con técnicas para superar padecimientos como la depresión. Navega un poco y elige un programa que te convenza.

Busca clínicas o atención gratuita

Universidades y hospitales ofrecen programas de atención en crisis y terapias psicológicas, algunas iglesias también prestan sus instalaciones para sesiones de grupo y atención individual. No seas tímido y pregunta.

Tu salud mental es muy importante, si sientes que algo no está bien no te detengas por dinero y busca ayuda.

via GIPHY



CR