Registro de cáncer solo espera presupuesto

Hay uno preliminar de 13 mdp para 2017; “estoy listo para que podamos empezar”: Mohar.
Coordinador del Programa Integral de Prevención y Control del Cáncer.
Coordinador del Programa Integral de Prevención y Control del Cáncer. (Juan Carlos Bautista)

México

El Registro Nacional de Cáncer establecerá con certeza el número anual de nuevos casos con diferentes neoplasia malignas —cuyos rangos oscilan entre los 120 mil a 196 mil—, evaluará programas para saber si lo que se hace en la práctica médica ayuda a reducir la mortalidad, y orientará las políticas públicas de prevención, detección temprana, diagnóstico oportuno, tratamiento adecuado y cuidados paliativos.

Alejandro Mohar, coordinador del Programa Integral de Prevención y Control del Cáncer explicó que el modelo de registro ­—avalado por la Organización Mundial de la Salud— contempla en la primera etapa a Mérida, Guadalajara, Monterrey y Puebla, aunque en el proceso se pueden sumar Campeche y Hermosillo, “todo depende del presupuesto”.

Especialistas recolectarán datos actuales  proporcionados por IMSS, Issste, las secretarías de Defensa y de Marina, los hospitales e institutos federales de las zonas seleccionadas, con lo que se  establecerá un panorama de lo que realmente sucede en México.

Los parámetros establecerá al cáncer por región, edad, prevalencia de género, tasas de incidencia, tratamientos, etapa temprana o metastásica, entre otros; lo importante es que se le dará seguimiento por cinco años para determinar también la mortalidad.

“Vamos a registrar todos los casos de cáncer, desde un neonato con un tumor cerebral hasta un hombre de 95 años que desarrolló cáncer de colon”, destacó Mohar.

“Lo que necesitamos son muestras representativas... que permitan calcular la verdadera magnitud del cáncer. Imagínemos la vacuna de VPH: hoy inmunizamos a niñas de nueve a 11 años y asumimos que el cáncer-cervicouterino a desaparecerá la siguiente generación, entonces necesitamos constatar si la vacuna funcionó y eso nos lo dirá el registro”.

Mohar refirió que “en EU —país que lleva haciendo registros con base poblacional desde 1932—, ha logrado, gracias a ese monitoreo, detectar de manera temprana el cáncer, dar acceso a tratamiento y una reducción de la mortalidad en 21 por ciento. A eso debemos aspirar en México; si lo hizo nuestro vecino, nosotros tenemos la capacidad, el talento, y la forma de lograr un buen Plan Integral de Control del Cáncer”.

En la Cámara de Diputados y el Senado, aclaró, existe “un presupuesto preeliminar de 13 millones para 2017; estoy listo para que me lo pasen y podamos empezar y considerar la posibilidad de ampliarlo a otras ciudades (...)No es necesario tener el registro de las 32 entidades, basta con muestras representativas”.

Aunque el registro arrancó en 2015 en Mérida, Yucatán (2 mil 500 registros), y en Guadalajara (10 mil), el proyecto requiere de recursos dado que cada caso recolectado por los especialistas tiene un costo de 450 pesos.

“Hasta ahora el trabajo realizado en Mérida y en Guadalajara —que oscila en los 5 millones de pesos— se ha hecho con donativos, parte de ellos otorgados por el Patronato del Incan”, aseveró Mohar quien aclaró que después de la publicación del Registro en el DOF tienen 60 días hábiles para establecer el reglamentos sobre cómo van a operar el presupuesto, a quién se va a notificar y cómo se hará pública esa información.

Con el registro también se abrirán nuevos análisis, por ejemplo, determinar los motivos por los cuales se cuenta con mastógrafos suficientes (mil 24), pero solo se realizan 20 por ciento de los estudios cuando está comprobado que 70 por ciento de los diagnósticos reducen la mortalidad por cáncer de mama.