¿Por qué remojar las semillas antes de comerlas?

El proceso de remojar las semillas y frutos secos por varias horas antes de comerlos se le conoce como activación.
El proceso de activación funciona con semillas de girasol, garbanzos, frijoles, lentejas, almendras, nueces y avellanas
El proceso de activación funciona con semillas de girasol, garbanzos, frijoles, lentejas, almendras, nueces y avellanas (Especial)

Ciudad de México

Si buscas una alimentación más sana, tal vez ya has escuchado que es mejor activar las semillas y frutos secos antes de comerlos. Para hacerlo es necesario ponerlas a remojar por algunas horas para quitarles algunas sustancias que causan problemas de digestión y activar otras que preparan a la semilla para germinar.

Al hacerlo, las semillas serán más fáciles de digerir y sus vitaminas y minerales se absorberán con mayor facilidad. Entre las las semillas que puedes activar están las de girasol, garbanzos, frijoles, lentejas, almendras, nueces y avellanas.

TE RECOMENDAMOS: El kéfir: 'benditas bactereias' que ayudan a tu digestión 

Déjalas remojar toda la noche en agua purificada que esté templada o tibia, opcionalmente puedes agregar un chorrito de limón o vinagre para hacer que el pH sea ligeramente ácido; después tira el agua del remojo, enjuágalas y prepararlas a tu gusto. 

Si deseas almacenarlas, puedes ponerlas a secar al sol, o bien, tostarlas en el horno. Si las guardas húmedas pueden durar hasta tres días en el refrigerador.



RL