Microbiopsia testicular, nueva alternativa contra infertilidad

La técnica es empleada ante la ausencia de espermatozoides en la eyaculación; en 70% de los casos hay éxito en el primer intento.
Doctora Gabriela García Jiménez, directora de la Clínica Ivinsemer.
Doctora Gabriela García Jiménez, directora de la Clínica Ivinsemer. (Especial)

México

Una nueva alternativa conocida Micro-Tese permite a los varones con azoospermia —ausencia de espermatozoides en la eyaculación— tener hijos sanos sin someterse a las biopsias a ciegas de extracción del tejido testicular, que puede afectar sus funciones de manera irreversible, afirmó Gabriela García Jiménez, directora de la Clínica Ivinsemer, que aplica en México dicho procedimiento de mínima invasión.

Explicó que la microbiopsia testicular o Micro-Tese se basa en localizar de manera directa, a través de microscopio, el área exacta, los túbulos, donde hay producción de espermatozoides a efecto de extraerlos aunque sea en cantidades mínimas; pueden ser de dos a 10, depende de cada caso, y con ello se inicia el proceso de fertilización in vitro.

Recodó que para que una pareja logre un embarazo espontáneo los hombres eyaculan 20 millones de espermatozoides y, por lo regular, solo uno fertiliza el óvulo.

Por ello, agregó la especialista en ginecología y obstetricia del  Instituto Nacional de Perinatología, recurren a la fertilización in vitro: “Tuvimos el primer caso exitoso de un paciente quien ya se le habían hecho dos biopsias, no dirigidas, que concluyeron con que no tenía producción de espermatozoides. Llevaba, junto con su pareja, cinco años intentando tener un hijo.

“Lo que hicimos fue realizar la microbiopsia testicular, mapeamos todo el testículo, localizamos el túbulo donde encontramos esa mínima cantidad de espermatozoides y con ello logramos fertilizar de manera in vitro los óvulos, propiciar el embarazo y el nacimiento de un niño sano”, precisó en entrevista con MILENIO.

En México, 15 por ciento de las parejas sufren infertilidad, es decir que una de cada seis tendrá problemas para embarazarse; 40 por ciento es por causas atribuibles al hombre. En el caso de la azoospermia, detalló, afecta a 10 por ciento de los varones que acude a una clínica de infertilidad.

Aclaró que nada tiene que ver  la cantidad de eyaculación que puede ser poca o mucha. “Con esta técnica innovadora se ha registrado una excelente tasa de embarazo a la primera, de 70 por ciento, pero lo importante es que hablamos de pacientes que se quedaron sin ninguna opción”, comentó tras referir que la técnica tiene un costo de 80 mil a 110 mil pesos.