Médicos no saben tratar a quienes intentan suicidarse

En algunos hospitales incluso les dicen que para la otra sean más acertados y los dan de alta sin referirlos a los servicios de salud mental, afirma experto en psiquiatría.

México

En México se suicidan alrededor de 6 mil 300 personas al año, pero también hay más de 10 mil que lo intentan sin éxito y enfrentan maltrato, discriminación y estigmatización por parte de los médicos que los atienden, pues los acusan de “pretender llamar la atención” sin entender que “el cerebro también se enferma y sufren trastornos químicos imposibles de controlar”, señaló Ricardo Secín Diep, presidente de la Academia Mexicana de Psiquiatría de Enlace y Medicina Psicosomática.

En algunos hospitales se opta por darlos de alta, sin referirlos a los servicios de salud mental, agregó el experto en la víspera del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, que se conmemora cada 10 de septiembre.

Según Secín Diep, este sector de pacientes es objeto de burlas por parte de médicos que les dicen que para la otra sean más acertados al usar armas de fuego, intentar ahorcarse o consumir sustancias como veneno o medicamentos en exceso.

PROBLEMA SIN ATENCIÓN

En el auditorio del Hospital Psiquiátrico Fray Bernardino, donde se llevó a cabo el simposio La prevención del suicidio en México, el especialista Eduardo Ángel Madrigal dimensionó la gravedad que enfrenta el país para otorgar atención a 33 por ciento de la población que tiene o tendrá algún trastorno mental.

A ello se suma que solo existen 4 mil 500 especialistas en salud mental para adultos y 400 infantiles, de los cuales “61 por ciento se concentra en Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, y alrededor de 2 mil 500 están en IMSS, Issste o Secretaría de Salud”.

En la presentación de un manifiesto para mejorar la atención de salud mental, firmado por más de 50 organizaciones, asociaciones e institutos de psiquiatría, también se estableció que el presupuesto asignado para esos trastornos es de 2 por ciento, cuando la Organización Mundial de la Salud establece que debe ser de 5 por ciento.

Corina Benjet, investigadora del Instituto Nacional de Psiquiatría, dijo que el suicidio se agrava debido a factores estresantes como secuestros, homicidios, atracos y actos de violencia que elevan los niveles de ansiedad y agudizan la depresión.

Son los menores de edad, aclaró Benjet, los que más preocupan, ya que acceden a páginas de internet de juegos como “La ballena azul” que promueven el suicidio. Hay que recordar que hasta 39 por ciento de los adolescentes presenta trastornos mentales como la depresión”.

De acuerdo con el manifiesto, uno de los aspectos urge regular es que los jóvenes ya no accedan a imágenes de suicidas a través de redes sociales, porque eso está normalizando que alguien se quiera quitar la vida.

Las organizaciones firmantes se comprometieron a difundir los síntomas de alerta, capacitar a los médicos, crear un número de apoyo y proponer a los medios que ya no difundan suicidios de celebridades.

ESTADÍSTICAS OFICIALES

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que en 2015 se registraron 6 mil 285 suicidios, lo que representa una tasa de 5.2 fallecidos por cada 100 mil habitantes, especialmente para el grupo de 15 a 29 años.

“Esta información estadística es la más actualizada y muestra que dicha tasa no varió con respecto a 2014”, agregó el instituto en el contexto del Día Mundial para la Prevención del Suicidio que se celebrará este sábado.

Ese tipo de muerte es más común en hombres con cuatro de cada cinco decesos registrados. “Algunos estudios señalan que los grupos en los extremos de la vida presentan mayor riesgo de suicidio, en México se suele concentrar en edades jóvenes, ya que resalta que cuatro de cada 10 tenía de 15 a 29 años”, destacó el Inegi.

Respecto al nivel de estudios, la mayor parte de los casos es de personas que solo cursaron hasta educación básica (65.8 por ciento en hombres y 57.6 por ciento en mujeres). Además, tres de cada 10 que se quitaron la vida no tenían empleo.

En México 76.2 por ciento de los suicidios se comete en vivienda particular y el principal método empleado es el ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación, con 79.3 por ciento de los casos.

El Inegi destacó que las estrategias de prevención sugieren cuidar el acceso a medios o instrumentos que las personas utilizan para lesionarse, pues afirman que el hecho de obtenerlos fácilmente representa un riesgo determinante para que se cometa ese acto.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]