• Regístrate
Estás leyendo: Lamenta que instituciones omitan contar con intérpretes de señas
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 18:55 Hoy

Lamenta que instituciones omitan contar con intérpretes de señas

Aunque reconoció que en la entidad, la única dependencia que cubre ese requisito es el Sistema Estatal DIF
Publicidad
Publicidad

La Asociación Cultural, Recreativa y Educativa para Sordos en Puebla lamentó que a pesar  que por ley está establecido que en cada institución, ya sea pública o privada, debe existir un intérprete de señas, se omita cumplir con la norma.

"Falta mucha sensibilización por parte de las diferentes instituciones tanto públicas como privadas, ya que se desconoce la cultura sorda. Vemos mucha marginación (...) requerimos de un intérprete de lenguas de señas".

Aunque reconoció que en la entidad, la única dependencia que cubre ese requisito es el Sistema Estatal DIF.

Pero objetó que a dichos intérpretes les hace falta más capacitación "y que se dediquen realmente al lenguaje de señas".

Comentó que en 20 años de operación de la asociación pocos cambios han notado respecto a la atención a este grupo vulnerable.

"Falta más sensibilización para hacer entender a las personas que la discapacidad no es un mal y no se quieren integrar al aprendizaje de la lengua de señas y es mucho muy fácil aprenderla. Dicen que debemos integrarnos a la sociedad. ¡No! La sociedad se debe integrar a las personas discapacitadas, ya que un ciego nunca va a ver, un sordo nunca va a escuchar y no va a hablar, entonces (debemos) aprender el braille, aprender el lenguaje de señas y todo lo necesario para nosotros poderlos entender".

Respecto a las labores que realizan, informó que atienden a personas con discapacidad auditiva de todas las edades en alfabetización, educación básica escolar y con los talleres de lenguas de señas, de arte, cultura y serigrafía.


ARP

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.