Más de 105 mil mexicanos, muertos por diabetes en 2016

El secretario de Salud pide hacer ejercicio de forma cotidiana y llevar una dieta balanceada en el contexto de la carrera nacional Moviendo México por tu salud.
José Narro Robles, titular de la Secretaría de Salud federal.
José Narro Robles, titular de la Secretaría de Salud federal. (Javier Ríos)

México

Un total de 105 mil 500 mexicanos murieron por diabetes en 2016, lo que significa que hubo un incremento de 7 mil defunciones respecto al año anterior, alertó ayer José Narro Robles, titular de la Secretaría de Salud.

En el contexto de la tercera edición de la carrera nacional Moviendo México por tu salud, Narro Robles informó que se ha registrado un incremento en los fallecimientos por diabetes al pasar de 98 mil 500 casos en 2015 a 105 mil 500 en 2016, lo que representa un incremento mayor a 7 por ciento de la mortalidad de esa enfermedad.

“Esto significa 7 mil muertes más de un año a otro, lo cual marca la magnitud de este problema”, destacó el funcionario en un comunicado de la Secretaría de Salud.

En la carrera, que se celebra en el contexto del Día Mundial de la Lucha contra la Obesidad, el secretario federal de Salud subrayó que con este tipo de actividades se promueve la activación física y el deporte para combatir el sobrepeso, la obesidad y las enfermedades que se derivan de ella, como la diabetes, la hipertensión arterial y la insuficiencia renal, entre otros padecimientos.

Por ello, insistió en que la población tome conciencia de la importancia de la activación física para mantener una buena salud y hacer ejercicio de manera cotidiana, además de llevar una dieta balanceada.

En noviembre del año pasado, el gobierno federal declaró emergencia epidemiológica por diabetes, sobrepeso y obesidad, con el objetivo de desacelerar el ritmo de crecimiento de estos padecimientos.

Sin prevención

En México seis de cada 10 personas con diabetes no realizan las medidas preventivas para evitar o retrasar las complicaciones de esa enfermedad, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2016.

“Los resultados de esta encuesta muestran que la vigilancia médica y prevención de complicaciones especificadas en la NOM-015-SSA2-2010 para la prevención, tratamiento y control de la diabetes mellitus están aún lejos de alcanzarse”, destaca ese documento.

Según la encuesta, 46.4 por ciento de los diabéticos realiza algunas medidas preventivas y entre las acciones implementadas en mayor proporción destaca la revisión de pies, medición de colesterol y triglicéridos, aplicación de vacunas contra influenza, examen general de orina y microalbuminuria, así como revisión oftalmológica.

Sin embargo, los afectados por esa enfermedad reportaron una mayor proporción de complicaciones. La visión disminuida afecta a 54.5 por ciento; el daño en retina, a 11.2 por ciento; la pérdida de la vista, a 9.95 por ciento; la úlceras, a 9.1 por ciento, y las amputaciones, a 5.5 por ciento de los encuestados, “casi tres veces más a lo reportado en 2012”, destaca la Ensanut 2016.

Mujeres afectadas

Los diagnósticos de diabetes se presentan más en mujeres con 10.3 por ciento a escala nacional, mientras que ese indicador es de 8.4 por ciento en los varones. 

En la actualidad, existen más de 199 millones de mujeres viviendo con diabetes, y se calcula que este total aumentará hasta los 313 millones para 2040.

Otro problema es la diabetes gestacional, ya que en México se presenta en uno de cada siete nacimientos. Ante ese panorama, MILENIO Foros realizará el 15 de noviembre a las 9:30 horas el encuentro Mujeres y Diabetes, en el que un grupo de expertos dialogarán sobre cómo pueden vivir con mayor balance.

Entre los panelistas que participarán en el foro destaca el doctor Rafael Álvarez Cordero, quien suma una trayectoria de más de 30 años dedicado al estudio y tratamiento de la obesidad; pionero en las técnicas quirúrgicas para el control del peso, desde las derivaciones intestinales hasta la banda gástrica.

También se contará con Christopher Rhodes Stephens, físico teórico del Centro de Ciencias de la Complejidad de la UNAM, quien puso en marcha un proyecto para evaluar la importancia de los factores genéticos y fisiológicos de la diabetes tipo 2, frente a los hábitos de las personas.