Inteligencia artificial, futuro para enfermos crónicos

La tecnología desarrollada por Microsoft emplea detectores de movimiento con el fin de evitar caídas de pacientes y crea una red de atención inmediata.
Francisco Sapori y Steve Mutkoski presentan resultados del Health iCloud.
Francisco Sapori y Steve Mutkoski presentan resultados del Health iCloud. (Blanca Valadez)

Washington

La empresa Microsoft desarrolló tecnología de inteligencia artificial que emplea detectores de movimiento para evitar caídas de enfermos y crea una red de atención inmediata Health iCloud, donde se conectan los especialistas y enfermeras capacitados en patologías crónicas para resolver emergencias de pacientes con enfermedades como diabetes, hipertensión o cáncer.

Francisco Sapori, representante de Health Industry Lead en América Latina, y Steve Mutkoski, director de Worldwide Health Policy en Microsoft, detallaron que ante el envejecimiento poblacional será imposible contar con todos cuidadores necesarios y con la atención médica requerida ante la cantidad de enfermos que desarrollarán dichas patologías.

Por ello, desarrollaron diversas soluciones de monitoreo con máquinas inteligentes pequeñas, de sencillo manejo, que se pueden emplear dentro de los hospitales e inclusive en el hogar.

Probado en Brasil

Sapori detalló que en Brasil, por ejemplo, ya cuenta con una red virtual de médicos y enfermeras que están dando acceso adecuado y oportuno a la salud a todas las personas, sin caer en situaciones de saturación hospitalaria.

El sistema ha significado un “saneamiento económico y presupuestario, y ha erradicado la desigualdad en la atención, ya que se dan servicios médicos de calidad a todos los sectores sociales, independiente de su capacidad económica o de si viven en ciudades o zonas alejadas”.

La red Health iCloud se conformó a partir de máquinas inteligentes que contienen en la nube toda la información de los pacientes, su historial y estudios clínicos recientes. Además, cuenta con un sistema de identificación denominado Triagle, integrado con un algoritmo capaz de identificar la gravedad del paciente.

Solo se ingresa los síntomas a la computadora y con ello se orienta al médico no especializado y a los familiares sobre medidas preventivas. También se mandan ambulancias en caso de requerirlo y con la información del paciente es posible ingresarlo de inmediato a los espacios disponibles del hospital para que sean atendidos sin demora.

“Hemos logrado reducir en más de 60 por ciento los eventos mortales. Estamos cuidando a los pacientes con enfermedades crónicas a través de la identificación de signos, ya sea que requieran de una regulación de medicamentos, de ajustar las dosis de insulina o de otorgar los primeros auxilios en caso de infartos”, abundó.

Red sanitaria

La red de información de salud está conectada con diversos hospitales públicos y privados, así como con médicos y enfermeras que atienden las emergencias de manera virtual, “por ejemplo, un doctor que trabaja en una región rural puede consultar a un especialista en una ciudad grande”, detalló Sapori.

Health iCloud permite a los profesionales compartir historias de pacientes y reportes de laboratorio, dar seguimiento a citas y referencia, colaborar en mejores prácticas y administrar de manera cohesiva el cuidado del paciente.

“Es un gran ejemplo de cómo los sistemas de salud pueden utilizar la nube para mejorar el acceso a cuidados y la calidad de una manera que sea rentable”, aseguró el directivo de Microsoft.

La inteligencia artificial, abundó Steve Mutkoski, también se conforma con tecnología que detecta bacterias en las unidades de cuidados intensivos. Se colocan esos aparatos que hallan las variables y de inmediato informan a los especialistas sobre la forma de controlar infecciones aledañas que pueden resultar mortales para los pacientes en recuperación.

En Estados Unidos instalaron cámaras en las camas de los hospitales que detectan los movimientos de los pacientes y con ello se están reduciendo las caídas. “Se usan algoritmos que están en la nube que alerta a las enfermeras de que ese paciente está en peligro. Se calcula que en Estados Unidos hay un millón de caídas de las camas de hospital y 60 por ciento resulta grave. Con nuestro algoritmo de detección de movimiento se lanza alertas y así hemos reducido 98 por ciento de este tipo de accidentes”, aseguró.

“En América Latina no tenemos datos de caídas pero estamos ya implementando esta tecnología sencilla y próximamente se introducirá el sistema en México en algunos los hospitales públicos, esperamos que también sea adoptado por todos los hospitales del IMSS y el Issste”, concluyó Mutkoski.