Estudios de ADN, necesarios para mejor tratamiento contra tumores

Presentan el "Manual de asesoramiento genético en oncología", texto que fue coordinado por Rosa María Álvarez Gómez, médica genetista del Instituto Nacional de Cancerología.
Horacio Astudillo de la Vega, investigador científico del Centro Médico Nacional Siglo XXI, del IMSS.
Horacio Astudillo de la Vega, investigador científico del Centro Médico Nacional Siglo XXI, del IMSS. (Octavio Hoyos)

México

El investigador científico del Centro Médico Nacional Siglo XXI, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Horacio Astudillo de la Vega, destacó que hasta uno de cada seis tumores cancerosos puede tener una base de herencia genética, por lo que consideró que es necesario efectuar estudios específicos a la población de riesgo en México con el propósito de otorgar la mejor opción terapéutica a esos pacientes.

“Los paneles genéticos permiten determinar síndromes hereditarios en distinto cánceres, como el de colon, mama, próstata o páncreas”, aseguró tras referir que la interpretación diagnóstica basada en pruebas científicas tiene el potencial de reconocer los riesgos hereditarios del paciente y monitorear su evolución con la más alta tecnología y con personal especializado en áreas como la biología molecular y la genómica.

Pruebas Moleculares

Las pruebas moleculares, aseveró el especialista del IMSS, han permitido determinar la gravedad de algunos tipos de cánceres, por ejemplo, en mama y colon se han identificado al menos 19 síndromes relacionados directamente con la carga genética de quienes desarrollan tumores malignos en esos órganos.

“Estas pruebas en cáncer han revolucionado las opciones de tratamiento para acelerar y potencializar las decisiones que pueden favorecer al paciente de manera más efectiva en las etapas avanzadas de las neoplasias”, mencionó.

Por el momento, aclaró el investigador, en México no se ha potencializado el uso de estas tecnologías, aunque cada año aumenta el interés por conocerlas mediante simposios o congresos que apoyan esta visión del futuro de la genómica en el tratamiento del las enfermedades oncológicas.

Esa es la razón por la cual, comentó, la Sociedad Mexicana de Oncología, con el apoyo de Nanopharmacia Diagnóstica, laboratorio de análisis genéticos y genómicos, presentó el Manual de asesoramiento genético en oncología.

Astudillo de la Vega detalló que se trata de un documento que fue coordinado por la doctora Rosa María Álvarez Gómez, médica genetista del Instituto Nacional de Cancerología (Incan), en el cual se abordan las características que ayudan a diferenciar el cáncer hereditario y el somático.

Manual de asesoramiento

Respecto a ese manual de asesoramiento, la médica genetista del Incan comentó que el texto ayudará a especialistas a identificar las diferentes pruebas moleculares para manejo clínico a partir del estudio de ADN que permiten conocer las características estructurales de un gen y el análisis de RNA para obtener información relacionada con la funcionalidad del gen y las posibles secuencias de mutación.

“Esta publicación dará apoyo a los médicos oncólogos integrantes de la Sociedad Mexicana de Oncología para potencializar sus decisiones terapéuticas mediante análisis actualizados sobre este campo y la personalización del tratamiento analizando características de un gen”.

Con esta información, abundó Álvarez Gómez, los médicos pueden adelantarse en las opciones de tratamiento antes que las mutaciones genéticas permitan la aceleración en la replicación, recombinación y reparación del ADN, acumulando otras mutaciones que pueden provocar el desarrollo del cáncer.

Actualmente Nanopharmacia Diagnostica es el único laboratorio mexicano que ofrece un amplio catálogo de pruebas genéticas para los principales tipos de cáncer que aquejan a la población mexicana, como el Total Breast, que ayuda al paciente a saber qué terapia de precisión o terapia de blanco puede ayudarle.

Otro de los exámenes genéticos que hace es el llamado Total Colon, que analiza los marcadores pronóstico predictivos de tres genes relacionados con ese tipo de tumores, así como el Total Lung, que precisa las mutaciones en los oncogenes del cáncer de pulmón.

Cancerotón en Puebla

En otro esfuerzo por impulsar la detección temprana del cáncer con estudios clínicos, de biología molecular y de genética, el Patronato del Instituto Nacional de Cancerología (Incan) realizará este 18 de agosto la cuarta edición del Cancerotón en la ciudad de Puebla, donde se abrirá la segunda Clínica de Prevención y Detección Oportuna del Cáncer, que permitirá identificar células malignas antes de que se manifiesten entre los pobladores.

La clínica poblana, explicó Alfredo Cantú, director ejecutivo del Patronato del Incan, se ubicará en la nueva Torre Médica de Especialidades del el Hospital Universitario de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y con los recursos obtenidos en el Cancerotón se equipará el área con tecnología de punta que permita hacer este tipo de investigación clínica.

El patronato también ayudó a crear la primera clínica de prevención en México con análisis genéticos y de biología molecular, localizada en el hospital de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en Monterrey. En ese lugar se hacen estudios de vanguardia para diagnosticar carcinomas e incluso prevenir a la población sana con disposición genética a desarrollarlos.

 

Las estadísticas oncológicas en el país revelan que

192,925 casos

de diferentes tipos de cáncer se presentan cada año en México

15 por ciento

de los carcinomas en el país tiene una base de herencia genética

19 síndromes

genéticos se relacionan con el desarrollo de tumores de mama y colon