¿Alergia hacia los gatos? Olvídate de ella

Si tu alergia no es tan severa y debes compartir casa con un felino, no te preocupes, estos consejos te ayudarán a sobrevivir.
Con estos sencillos consejos, podrás olvidarte de tu alergia hacia los gatos.
Con estos sencillos consejos podrás olvidarte de tu alergia hacia los gatos. (Especial)

Ciudad de México

No todos los gatos producen la misma cantidad de alérgenos, así que algunas personas alérgicas podrían acostumbrarse o desarrollar una tolerancia a ellos.

La proteína Fel D1 es la causante de las reacciones alérgicas, por eso, los felinos que la producen en menor cantidad son llamados hipoalergénicos; así que algunas razas como el gato bengalí o el siberiano podrían ser las indicadas para iniciar el contacto.

TE RECOMENDAMOS: ¿Convivir con gatos durante el embarazo es peligroso? 

Si a pesar de que tienes alergia a los gatos quieres, o te ves obligado a convivir con uno, estos consejos pueden ayudarte a minimizar los síntomas y darle a tu organismo más tiempo para adaptarse.

Esterilización

Además de las ventajas obvias, como evitar su reproducción y que escapen de casa, los gatos esterilizados también producen menos Fel D1, ya que está proteína está asociada a la testosterona y a la progesterona.

Dormitorio cerrado

No lo dejes pasar a tu recámara, así garantizas que pasarás una noche de sueño adecuada.

Adiós alfombras

Las alfombras y tapetes son adornos bonitos, pero poco higiénicos. Si te deshaces de ellos tendrás una casa más limpia y con una menor acumulación de alérgenos.

Gato limpio y cepillado

Asegúrate que otra persona mantenga al gato cepillado, así esparcirá menos pelo por la casa, lo que significa menos alérgenos sueltos.

Caja de arena limpia

La orina de los gatos también contiene proteína Fel D1, así que pedir a alguien que limpie su caja de arena dos o tres veces al día, es una buena idea.

Además, puedes apoyarte en medicamentos para reducir los síntomas de alergia. Pide consejos a tu médico para que te recete de acuerdo a tu situación particular y observa cómo vas reaccionando a la presencia de tu amigo felino.



CR