Antojitos mexicanos, dentro de una dieta saludable

Muchos antojitos mexicanos tienen mala fama cuando se trata de nutrición. Sin embargo, Alina García, nutrióloga certificada, nos explica cómo disfrutarlos sin culpa.

Ciudad de México

¿Qué tanto permanece el consumo de maíz ante el avance de otros tipos de comida?

El problema es que las preparaciones han ido variando. Si regresáramos a la alimentación prehispánica el maíz es un muy buen alimento, incluso en tacos, el problema es que también ha cambiado la cantidad de grasa: una cosa es comernos un tlacoyo asado y otro comerlo frito. Si consumimos el maíz sin grasa puede formar parte de una alimentación saludable. No tengo cifras exactas, pero seguramente ha disminuido el consumo de maíz ante el avance de la comida rápida rica en grasas. 

¿Se debe dejar de comer maíz cuando subimos de peso?

Erróneamente tenemos la creencia popular de que cuando queremos bajar de peso debemos dejar la tortilla y el pan, y no es así. Ambos forman parte del grupo de los cereales que nos aportan carbohidratos, la principal fuente de energía para nuestro cuerpo y nuestro cerebro. Si no consumimos carbohidratos no vamos a tener la energía necesaria para realizar todas nuestras actividades. Para perder peso tenemos que cuidar las porciones, no solo de carbohidratos, sino también de proteínas y grasas. 

¿Cómo podemos mezclar el consumo de maíz con otros cereales?

Lo recomendable es que no nos enfoquemos en un solo alimento. Por eso una de las recomendaciones de una alimentación correcta es que sea variada, porque los nutrimentos que nos ofrece el maíz son diferentes de los del trigo o el arroz, y dar variedad evita que la gente se aburra de la alimentación. 

Algunos alimentos mexicanos tienen mala fama, ¿tienen en realidad alto contenido calórico?

Todos los antojitos mexicanos podrían entrar en una dieta saludable. Depende de la cantidad de grasa que se les adicione y de las cantidades que consumamos. Perfectamente podemos comer un pozole, pero que la carne no tenga tanta grasa, y es una comida que incluye los tres grupos de alimentos del Plato del Bien Comer: cereales (el maíz), alimentos de origen animal (carne) y frutas o verduras (lechuga, rábano, cebolla). Otro ejemplo de integrar el maíz en la dieta de manera saludable son las galletas de maíz horneadas con pollo y verduras. En otros antojitos, el maíz no es lo que nos va a aportar el mayor número de calorías, sino la grasa con que se preparan.