Si quieres mantener tu peso ideal, ¡desayuna!

Iniciar el día con una alimentación adecuada activa el metabolismo, nos da energía y evita la acumulación innecesaria de grasa.
De acuerdo con un estudio del Instituto Nacional de la Salud Pública, dos de cada 10 niños en México no desayunan. Lo recomendable es consumir el primer alimento del día a más tardar una hora después de despertar.
De acuerdo con un estudio del Instituto Nacional de la Salud Pública, dos de cada 10 niños en México no desayunan. Lo recomendable es consumir el primer alimento del día a más tardar una hora después de despertar. (Foto: Shutterstock)

Mantener el peso ideal no tiene por qué ser un martirio. Basta adquirir hábitos de alimentación tan sencillos como desayunar, una práctica que muchos dejan de lado.

De acuerdo con un estudio del Instituto Nacional de la Salud Pública, dos de cada 10 niños en México no desayunan, y la Secretaría de Salud señala que muchos adolescentes lo hace hasta las 10 de la mañana, cuando lo recomendable es consumir el primer alimento del día a más tardar una hora después de despertar.

Estos malos hábitos se ven reflejados en el desempeño escolar, pues los niños y adolescentes que desayunan adecuadamente tienen un mejor desempeño académico, mientras que quienes no lo hacen se muestran distraídos, con sueño y de mal humor.

La dependencia señala que estas malas prácticas en la infancia se ven reflejadas en la población adulta, de la que un alto porcentaje no desayuna o lo hace muy tarde.

Además, de acuerdo con Alina García, nutrióloga certificada, las personas que desayunan son menos propensas a tener sobrepeso u obesidad. Esto es principalmente porque al no desayunar, el metabolismo no funciona adecuadamente, y sus reservas de energía se agotan, por lo que la acumula en la siguiente comida.

“Si desayunamos ponemos nuestro metabolismo en marcha y a trabajar correctamente. De lo contrario, si el cuerpo no recibe la gasolina necesaria, no gasta y acumula energía y grasa. Además, si no desayunamos  el resto del día podemos sentirnos con hambre, entonces comemos más calorías de las que necesitamos”, señala.

Esto fue confirmado por un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard, que analizó a 27 mil pacientes y encontró que quienes no desayunan tienden a consumir en exceso en las otras comidas que realizan a lo largo del día, lo que agrava los problemas de salud relacionados con el sobrepeso y eleva en 27 por ciento las probabilidades de padecer enfermedades del corazón como hipertensión y colesterol alto.

Así, el hábito del desayuno genera un círculo virtuoso que resulta clave para mantener el peso ideal. El Breakfast Project de la Universidad de Bath, en Reino Unido, encontró que las personas que desayunan suelen gastar más energía durante las actividades físicas diarias, lo que está ligado también con hábitos de consumo más saludables.

“Las personas que desayunan regularmente tienden a ser más delgadas y sanas, y suelen seguir otras recomendaciones para una vida saludable, por lo que tienen una alimentación más equilibrada y practican más ejercicio”, explicó el doctor James Betts, líder del estudio.

La referencia coincide con el Registro Nacional de Control de Peso (NWCR, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, que señala que más de 70 por ciento de las personas que han perdido peso incluyen el desayuno entre sus hábitos alimenticios diarios.