Especialistas proponen organismo administrador para regular zona del Bajío

Zapopan presentó diagnóstico realizado. No habrá aún permisos de construcción. Se requieren estudios complementarios que arrancarán junto con Semadet.

Guadalajara

El gobierno municipal de Zapopan, presentó hoy resultados del diagnóstico realizado en la zona del Bajío, donde especialistas proponen la creación de un organismo administrador de esta zona, catalogada de alto valor ambiental y donde hay gran presión urbana sobre la parte baja, una extensión 955 hectáreas.
 
El director de Proyectos Estratégicos, Alfredo Hidalgo Rasmussen, detalló que en conferencia de prensa que este organismo, cuya figura legal aún no se define, sería integrado por representantes de los tres niveles de gobierno, los propietarios de la tierra, universidades y organismos civiles, como un mecanismo de control, con consenso para la conservación de la zona. 

"Uno de los acuerdos que se tomaron es que tenga un sustento legal y se están viendo algunas alternativas. Vale la pena recordar que el área del Bajío está determinada en los planes parciales como un área de gestión urbana integral. Ése es el que se está viendo como el modelo que se pudiera seguir", agregó Juan Ángel Demerutis, director de Planeación y Ordenamiento Territorial de Obras Públicas de Zapopan. 

Paralelamente, los expertos que trabajaron en mesas de trabajo desde junio de 2013, a partir de la clausura del centro comercial, hasta octubre de 2014, resaltaron en éste diagnóstico, que se requiere de la conformación de un comité de especialistas, que elaboren los estudios faltantes. 

"Es importante una de las conclusiones, porque no es monolítico. Cuando hablamos del Bajío, no significa que todo sea igual, lo cual implica también que las reglas que se pongan en una zona no tienen que ser las mismas que se pongan en otro lado, agregó Alfredo Hidalgo.

Demerutis enumeró que aún se requieren estudios hidrológicos, tanto de agua superficial como subterránea; de biodiversidad y paisaje. En suma, "una evaluación integral estratégica en relación al Plan Parcial vigente para determinar la capacidad de cambio y nuevos criterios de desarrollo". 

"Éste no es necesariamente un estudio muy costoso", dijo. 

El estudio integral se llevará a cabo en conjunto con la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) y se pretende que esté listo en esta administración. 

Por lo pronto, los funcionarios aclararon que seguirá sin autorizarse permiso de construcción alguno en el Bajío y tampoco se ha definido el futuro de las Villas Panamericanas.  

Sobre los resultados presentados hoy, Hidalgo resumió que estos concluyen que hay vacíos de información cuantitativos y cualitativos; que el Bajío es una estructura altamente modificada por extracción de agua y materiales, e impactada por el crecimiento desordenado y graves conflictos de movilidad y contaminación atmosférica; por lo que el siguiente paso es plantear tres escenarios respecto a la modificación o no de los planes parciales.