Piden rescate de zona arqueológica en Puerto Vallarta

Ixtapa fue parte fundamental de la cultura Aztatlán, con una extensión estimada de 54 hectáreas, 9 se han localizado desde 1986 

Puerto Vallarta

El arqueólogo Joseph B. Mountjoy exhortó a las autoridades a reactivar esfuerzos con el fin de rescatar la zona arqueológica ubicada en la delegación de Ixtapa, en el municipio de Puerto Vallarta.

Al ofrecer la conferencia “Excavaciones en Ixtapa, Jalisco”, en un hotel local, destacó la riqueza arqueológica de la región de Puerto Vallarta.

Ante una concurrida asistencia, el ponente habló de la necesidad de dar seguimiento a las tareas de rescate de la zona y enumeró sus descubrimientos a lo largo de años de trabajo con 111 sitios y 90 excavaciones.

 Indicó que Ixtapa fue parte fundamental de la cultura Aztatlán, con una extensión estimada de 54 hectáreas, 9 se han localizado desde 1986, año en que se pidió el apoyo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Joseph Mountjoy relató las dificultades encontradas cuando llegó a trabajar en la zona, que se encontraba en total descuido y abandono, la pirámide más grande, convertida en montículo con los años, había sido rebanada para construir una escuela y con un trascabo aplanada para vender terrenos; las paradojas de la vida convirtieron el recinto ceremonial del Juego de Pelota en una cancha de futbol.

Con dedicación, junto a sus alumnos y su hijo, encontraron innumerables piezas de cerámica del periodo Clásico que datan desde el 400 a.c. al 800 d.c. provenientes de la cultura Capacha.

Señaló que el error de las autoridades es que necesitan ver algo espectacular para apoyar plenamente un proyecto, esperan encontrar una nueva Teotihuacán que atraiga miles de turistas y subestiman la curiosidad de los visitantes.

“La gente que mira el sitio juzga la superficie, pero lo importante es lo que está debajo”, expresó. En el lugar también se encontraron vestigios de la cultura Aztatlán, que se situó en Nayarit, el norte de Sonora, sur de Zacatecas y por supuesto Jalisco, aproximadamente en el año 1150 d.c.

Más Mesoamericana, Aztatlán tenía un complejo sistema cultural, sobre todo en el terreno religioso con dioses tutelares como Mictlantecuhtli y Xipe Totec y cultivo y trabajo de algodón, tabaco y obsidiana. Se recuperaron cimientos de habitaciones de cinco por seis metros. Sus casas eran pequeñas y en un solo cuarto vivía una familia completa. Detalló que el hecho de que hubiera varias determina que eran de una casa de élite.

Durante la conferencia, se mostraron diapositivas de un panteón donde se rescataron ahumadores de copal, sonajeros, incensarios, estelas y ofrendas de huesos.

Contó que en varias ocasiones se intentó desarrollar en Ixtapa un centro turístico, pero no hubo seguimiento. “Yo he hecho lo posible, pero llega el momento en que les toca a ustedes hacer presión”.

Sergio Zepeda, director del Instituto Vallartense de Cultura, destacó el trabajo de Joseph B. Mountjoy, pues su esfuerzo ha clarificado el pasado de la región. Subrayó que la preservación de la historia y la cultura, es obligación de todos, cada uno desde su trinchera.

“Contamos con grandes riquezas, por decidia nos hemos dispersado en el camino, es momento que, como dijo el Profesor, luchemos de manera conjunta por nuestro patrimonio”, concluyó.