Gaseras trabajan por la libre: Lemus

Tras explosión, el alcalde de Zapopan hace un llamado a la Secretaría de Energía para regular a las empresas de gas.
La explosión fue en una casa de la colonia Tabachines
La explosión fue en una casa de la colonia Tabachines (Cortesía)

Guadalajara

Las empresas de gas que operan en la zona metropolitana de Guadalajara no están sujetas a ninguna regulación, por lo que no hay certezas de que se desempeñan bajo normas estrictas de seguridad, lamentó el alcalde de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, a dos días de la tragedia que enlutó a una familia de la colonia Tabachines, tras la explosión de un cilindro en una vivienda.

“Hago un llamado enérgico a la Secretaría de Energía para que pueda tomar cartas en el asunto y regular a este tipo de empresas. Ya la tragedia que había ocurrido con la pipa de gas en Tonalá, ahora esta situación que vivimos en Zapopan, y la empresa ni siquiera tiene la sensibilidad de llamar al municipio o a la misma familia para saber en qué puede colaborar. Me parece que la autoridad federal debe entrar de inmediato en un proceso de regulación hacia este tipo de empresas para evitar una nueva tragedia”, sostuvo.

El primer edil recordó que fue la empresa “Z Gas” la que surtió un cilindro de 30 kilogramos a la familia de Tabachines, el cual se encontraba en pésimas condiciones, de lo cual se presume la fuga del combustible.

Aclaró que permanecen graves una madre de familia y sus dos hijos varones con quemaduras en la mayor parte de su cuerpo; en tanto que se mantiene el reporte de un fallecimiento que corresponde a la hija mayor de 22 años de edad. El padre de familia resultó con lesiones menores debido a que se encontraba fuera del domicilio en espera de que la gasera atendiera su reporte telefónico de fuga, lo cual nunca sucedió.

“Los daños son impresionantes, estuve por ahí el sábado, no quedó nada de la casa”, describió. El gobierno de Zapopan se hará cargo de la reconstrucción de la finca y viviendas vecinas que tuvieron daños, las cuales ya fueron desalojadas y sus ocupantes refugiados con familiares. Estimó que entre tres y cuatro semanas duraran los trabajos de fortalecimiento de las casas para que las personas puedan regresar.