No existe fórmula para la fama en redes: especialista

Martha Sylvia del Río, profesora de la División de Ingeniería y Tecnologías en la UDEM, indicó que el éxito no sólo conviene al usuario, sino a todo un mercado.
Miles de personas han confirmado su asistencia al XV años de Rubí, pero hoy se sabrá cuántas asistirán de verdad.
Miles de personas han confirmado su asistencia al XV años de Rubí, pero hoy se sabrá cuántas asistirán de verdad. (Cuartoscuro)

Monterrey

La comunidad de La Joya, en San Luis Potosí, tiene millones de seguidores por redes sociales, cuando apenas viven ahí un centenar de personas… y todo por un XV años.

El caso del XV años de Rubí, viral en redes sociales desde hace unas semanas, retoma la pregunta de ¿cómo es que un video de apenas cinco minutos puede tener tanto impacto a escala global?

Pero no es el único caso ni lo será. Semanas antes fue Mamá Chewbacca, que atrajo la atención de millones, mientras que en Monterrey hace más de una década el joven Édgar generó impacto internacional por su caída a un río.

Hoy en día no existe una fórmula concreta para generar un video de impacto mundial por redes sociales, explica Marta Sylvia del Río, profesora de la división de Ingeniería y Tecnologías en la Universidad de Monterrey (UDEM).

Sin embargo, hay algunos patrones que especialistas y mercadólogos han detectado para lograr impacto.

“Lo mismo que pasaba con la televisión tradicional pasa aquí: cuando son cuestiones graciosas, aunque asusten a alguien; otro caso es la violencia excesiva y en un tercer caso son las cuestiones sexuales”, menciona Marta Sylvia del Río, catedrática en la UDEM.

Entre el mundo real y el “online”

Miles de personas han confirmado sus asistencia al XV años de Rubí, a celebrarse hoy lunes. Pero al final del día, ¿habrán ido tantos o todo quedó en un simple juego de internet?

Se creía que el mundo real y el online vivían de manera independiente uno del otro, pero ya no es así. Sylvia del Río relata casos donde lo que sucede en redes sociales afecta en la realidad, y viceversa.

“Hace años se subió un video de un restaurante de comida rápida infestado de ratas en Nueva York, entonces se podía comparar que conforme aumentaba el número de reproducciones a la par caían sus acciones en el mercado”, apunta.

En cuestión de violencia, las amenazas y chantajes se trasladan del mundo virtual al real sin conocer fronteras.

Lourdes Barrera, integrante de la organización Luchadoras, explica como la violencia hacia la mujer no conoce de diferencias entre el interior de una vivienda o de publicaciones en las diferentes redes sociales.

“La violencia que se vive hacia las mujeres en el mundo offline se extiende al mundo digital, donde las tecnologías se están convirtiendo en mecanismos de control social, en varios niveles”, detalla la integrante de Luchadoras.

Un “like” para hacer promoción


La profesora de la división de  Ingeniería y Tecnologías de la UDEM apunta que cuando un video o un meme se vuelven virales, no sólo conviene al usuario, sino a toda una red de mercado que está en el mundo digital.

Un caso es el registrado con Rubí y su fiesta de XV años. Artistas, agrupaciones musicales y hasta políticos han encontrado promoción gratuita

“Una vez que un video se vuelve viral, empresas o personas buscan que se mantenga con ese impacto para tratar de vender su marca”, indica la especialista de la UDEM.

Tiene popularidad un costo alto

Hoy, el personaje de moda tiene nombre y apellido: Rubí Ibarra García. Hoy es su fiesta de XV años y todo México e incluso diversas partes del mundo tienen los ojos puestos en esta celebración, en una pequeña comunidad de San Luis Potosí.

Su nombre y la fiesta fueron conocidos desde hace un par de semanas, a través de un video donde su padre invita a “todos” a la celebración, sin pensar que esto sería viral y más de un millón de personas confirmaron su asistencia.

De acuerdo a doña Ana, madre de la menor, el video sobrepasó todo lo planeado e incluso se han visto obligados a rehacer la planeación.

“De los planes que teníamos hace un año ya no hay nada, todo cambió. Lo hemos empezado a rehacer”, contó doña Ana, en una visita a Monterrey en busca de su vestido.

Incluso, la fama de Rubí ha superado expectativas y la joven ha sido buscada por diversos medios de comunicación, tanto nacionales como extranjeros, para obtener una reacción de la joven y de su familia rumbo a la celebración.

Aunque no han sido los únicos que acudieron hasta la comunidad de La Joya para entrevistarse con la menor y sus padres, pues diversas marcas y artistas se han unido al festín y estuvieron dispuestos a patrocinar algunas cosas, como la comida, la música y la indumentaria.

Recientemente, una empresa de Chihuahua lanzó la aplicación Rubí Run, la cual consiste en ayudar a la quinceañera a invitar a todo el mundo a su fiesta.

(Redacción/Monterrey)