Fernando Margáin compareció por caso Walmart

El ex alcalde de San Pedro reitera que aunque no es creíble que no estuviera enterado de los movimientos para darle el permiso a la cadena comercial, la realidad es que así fue.

Monterrey

El ex alcalde de San Pedro Garza García, Fernando Margáin Berlanga, reveló que hace dos semanas compareció ante la Procuraduría de Justicia del Estado por el caso Walmart, sin embargo, dijo, no le hicieron muchas preguntas.

“Ya estuve ahí y todo lo que me preguntaron es que si yo había sido alcalde cuando se hizo la fe de erratas que tanto se menciona”, explicó.

Margáin Berlanga, quien encabezó el municipio de San Pedro Garza García de 2006 a 2009, reiteró que no estaba enterado de los movimientos para el otorgamiento del permiso a la cadena comercial.

Esto porque el panista pidió licencia del 16 de diciembre de 2008 al 12 de febrero de 2009 para buscar la candidatura a la gubernatura.

Dijo que su administración siempre estuvo en contra de dar el uso de suelo a los dueños de los predios, y no se enteró que se lo otorgaron hasta que regresó.

“Lo habíamos negado los tres años”, dijo, “sí se dio el permiso, por lo que ahora veo de papeles, pero sin mi consentimiento, y creo que también de todos los miembros del Cabildo.

“No es creíble que no estuviéramos enterados, sin embargo así fue”.

El caso Walmart se dio a conocer a través de una denuncia de vecinos, quienes acusaron al municipio de abrir la puerta a la instalación de la tienda mediante una fe de erratas que se publicó el 19 de enero de 2009 en medios locales.

Ésta modificó los usos de suelo aprobados por el Cabildo en 2008.

Con la fe de erratas, el permiso para la construcción fue expedido el 30 de septiembre de 2009, un mes antes de que terminara la gestión de Margáin.

No obstante, para Margáin Berlanga, el caso Walmart se convirtió en político.

Después de cinco años, dijo el ex presidente municipal de San Pedro, la única razón por la que se revive el tema, no es por buscar la verdad, sino dañar la imagen y el honor de las personas que se han involucrado, entre estos, él.

“Definitivo que es obvio que no se está buscando una verdad, que es muy deseable que así fuera, pero es obvio que después de cinco años se reviva así ese tema”, explicó.

“Una cosa es la ley y la parte de la justicia y el derecho, y otra parte es la política, porque al politizar las cosas se dañan gentes, se dañan personas, el honor de las personas y no por razones  de buscar la verdad”.