Afecta neblina a 123 vuelos de Volaris en dos días

Tras la cancelación de vuelos durante este jueves y viernes, los viajeros tuvieron que dormir en las salas de espera o en hoteles cercanos, pues la aerolínea detuvo sus operaciones.
Los vuelos  fueron desviados a aeropuertos alternos.
Los vuelos fueron desviados a aeropuertos alternos. (Foto: Marcela Perales)

Apodaca

Debido a las condiciones meteorológicas, la aerolínea Volaris detuvo sus operaciones y afectó a por lo menos 123 vuelos durante la noche del jueves y madrugada del viernes.

El caos en el Aeropuerto Internacional Monterrey comenzó desde las 17:00 del jueves, cuando decenas de viajeros comenzaron a llegar a la terminal A.

Desde entonces, los vuelos fueron cancelados por la presencia de neblina.

El problema se extendió hasta la noche-madrugada, por lo que las personas se vieron obligadas a dormir en las diferentes salas de espera.

"Yo tengo hijos y mis hijos tuvieron que dormir en el suelo y ahorita no nos garantizan todavía que nos vayamos a ir ni en una, ni en dos, ni en tres, ni en cuatro horas", comentó indignada Magaly Lomas, quien tenía planeado un viaje a Puebla.

Durante la mañana del viernes, el administrador del aeropuerto, Enrique Navarro, informó que en total se registraron cerca de mil 200 afectados que no pudieron viajar por la suspensión de operaciones.

"Eso, a pesar de la tecnología de punta con la que cuenta el aeropuerto, hace inseguro y prácticamente imposible realizar operaciones de aterrizaje.

"Se forma una burbuja derivada de los problemas climatológicos que no son exclusivos de Monterrey, se presentan en todos los aeropuertos del mundo a pesar de la tecnología que tenemos".

Informó que incluso, ante la gran afluencia de personas en las salas de espera, unos optaron por hospedarse en hoteles aledaños.

"Se saturaron los hoteles de la zona por todo el pasaje que no pudo viajar y el mismo aeropuerto facilitó instalaciones. Dimos algunas facilidades para que mantuvieran una estancia relativamente cómoda".

Cerca del mediodía, el Grupo Aeroportuario Centro Norte OMA confirmó que las operaciones en el Aeropuerto Internacional de Monterrey se habían detenido desde la noche del jueves hasta la madrugada del viernes, por las condiciones adversas del clima.

A través de un comunicado de prensa, OMA especificó que los vuelos fueron desviados a aeropuertos alternos, como el de Saltillo, Torreón, San Luis Potosí, León, Guadalajara, Querétaro, Zacatecas, México y Toluca; mientras que en los internacionales, a los aeropuertos deHouston, McAllen y Brownsville en Estados Unidos.

En el escrito se explicó que a pesar de que la infraestructura del Aeropuerto de Monterrey es de alta tecnología en plataformas, pistas y centro de control, y que es capaz de identificar cuando las condiciones son óptimas para viajar seguros, es Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam) la autoridad responsable de proporcionar los servicios de ayuda a la navegación con seguridad, y quienes en conjunto con las aerolíneas determinan en primera instancia la llegada y salida de las aeronaves.

Se detalló que desde la mañana del jueves y la madrugada del viernes se registró una alta densidad de niebla con una visibilidad registrada de un cuarto de milla, lo que genera condiciones de inseguridad para los pasajeros y la comunidad aeroportuaria.

En total, fueron 123 vuelos los afectados, 48 de ellos durante el jueves y 75 el viernes.

El día 18 de diciembre se registraron un total de 39 vuelos demorados, cinco desviados y cuatro cancelados.

El viernes 19 de diciembre fueron 29 demorados, 24 desviados y 22 cancelados.

El Seneam, autoridades y líneas aéreas estuvieron informando a los pasajeros a través de diversos medios el desvío de sus vuelos.

Por último, OMA informó que las operaciones en el aeropuerto fueron restablecidas en su totalidad desde las 04:00 del viernes.