Vochomanía invade Monterrey

Celebran 300 personas el Día Mundial del Vocho con una caravana desde el municipio de Juárez hasta el estacionamiento ubicado en Washington y Doctor Coss.

Monterrey

Alrededor de 300 ‘vocheros’ de diferentes partes del estado se reunieron en el estacionamiento público ubicado en el cruce de las calles Washington y Doctor Coss, en el centro de Monterrey, para celebrar el Día Mundial del Vocho.

“Estamos celebrando el Día Mundial del Vocho, con un evento para celebrar este día. Estuvimos invitando a todos los clubes de Monterrey y a los vocheros independientes que gustarán acompañarnos para celebrar este día”, comentó Emmanuel Ortega, del grupo de vocheros RegioWolks, organizadores del evento.

La cita fue a las 14:00 en el cruce de las calles Coss y Washington, pero los vocheros empezaron a llegar al lugar indicado a partir de las 10:00, desde diferentes partes de Nuevo León, especialmente de Juárez, desde donde salió un contingente de vochos con destino al centro de Monterrey.

El Día Mundial del Vocho es un evento celebrado a nivel internacional, por lo que los fanáticos del carro Wolkswagen tipo sedán del estado no se pudieron quedar atrás y empezaron a festejar el día desde hace tres años, organizado por el club RegioWolks.

“A nivel mundial se celebra el Día del Vocho; hay caravanas en todo el mundo, hay caravanas en todo México y nosotros como Club RegioWolks decidimos empezar a organizarlo hace tres años. En los años anteriores era un evento más pequeño en cuanto a cantidad de coches, y este año decidimos hacerlo un poco más grande”, mencionó Ortega.

El club organizador tiene presencia en Nuevo León desde hace solo cuatro años y cuenta únicamente con 22 miembros activos, que se reúnen todos los jueves en la explanada junto a la Embajada de Estados Unidos en Constitución. El total de sus coches asciende a un poco más de 22, ya que algunos de ellos llegan a contar con más de un ejemplar del vehículo, pero por el momento los mismos miembros desconocen la cantidad.

Buscaron atraer a todos los vocheros de Nuevo León a través de redes sociales, especialmente por Facebook y convocando personalmente a otros grupos de fanáticos del coche. Se llegó a hacer la invitación a grupos de otros estados e incluso se contó con la presencia de vocheros de Saltillo, Coahuila.

El evento, que no tuvo costo, incluyó a los asistentes un refresco y un pedazo de pastel de cortesía, como celebración del día festivo del icónico automóvil, además de poder disfrutar de música en vivo y observar la exposición de los automóviles como si se tratara de un museo al aire libre. Asistieron personas que no se identificaron como vocheros y que aprovecharon el buen clima del día para ver los coches, en un evento cien por ciento familiar.

“El Volkswagen sedán es un símbolo a nivel mundial”, reconoció Ortega. “Los mexicanos nos identificamos mucho con el vocho… La mayoría, o mucha gente, aprendió a andar en bocho, todos hemos tenido uno o al menos nos hemos subido a uno, desde un taxi hasta el que era de tu abuelito”.

Y los “vocheros” aprovecharon la oportunidad para presumir sus Volkswagen modificados, con pintura nueva y diseños estrafalarios. Compartieron experiencias y consejos entre ellos e incluso se llegaron a realizar algunas transacciones de negocios.

Para Ortega, es un orgullo ver como el modelo sigue vigente a pesar de que la producción del coche se paró hace diez años.

“El Volkswagen sedán es como un lienzo donde cada uno plasma sus ideas y sus gustos, y si se dan cuenta, la gente que viene aquí, podemos tener 300 coches pero no vas a encontrar dos iguales. Cada uno plasma sus ideas y sus gustos en su  coche, en donde podemos arreglar de todo, desde los rines hasta lo mecánico”.