Por desempleo, 3 mil obreros en riesgo de perder su vivienda

El hecho de tener trabajo eventual ha generado una depresión económica que impide aportar a sus contratos, señala la CTM.
Para solicitar el crédito de mejora de vivienda, no se deberá contar con otro vigente de Infonavit.
Despachos de cobranza tienen en la mira a los trabajadores. (Milenio)

Tampico

La falta de empleo en la industria de la construcción ha metido en severos problemas financieros a los obreros, este año siete trabajadores ya perdieron su casa, y hay 3 mil más en proceso jurídico y a punto de quedarse sin vivienda, pues debido a que no trabajan todas las semanas no están haciendo sus pagos al Infonavit.

En Tampico existen 15 mil obreros dedicados a la rama de la construcción, que se dedican a diferentes áreas, algunos a la albañilería, otros se dedican a pegar azulejos, algunos más son mano de obra calificada. El oficial debe ganar 325 pesos diarios, y el ayudante 225 pesos.

Sin embargo de estos 15 mil obreros actualmente el 40 por ciento no tienen trabajo, es decir unos 6 mil están desocupados, pues los proyectos grandes que se edificaban han llegado a su final, y la única obra que todavía se mantiene es el Fashion Mall, que sigue en construcción y que ha dado empleo a 1,500 obreros.

En este momento ponen a trabajar a unos trabajadores por una semana, ganan dinero, pero tienen que dejar de laborar otra semana, para que sus compañeros puedan tener una entrada de dinero.

Se estima que cada semana se quedan en la banca 4,500 obreros, es decir un 30 por ciento de los 15 mil que hay, dijo el dirigente de la Sección 4 de la CTM, Manuel Castillo.

"Traemos un 30 por ciento banqueado, el resto los colocamos en pequeñas obras, el camionero si no hay obra se busca quien puede hacer un viaje de arena o grava, y cuando no hay trabajo suficiente que ni siquiera los podemos banquear los mandamos fuera, una empresa de Monterrey nos pidió como 150 ayudantes y tenemos 70 socios más fuera".

Los trabajadores de la industria de la construcción son conocidos como "chapulines", pues no permanecen por mucho tiempo en un mismo trabajo, pues son eventuales, sin embargo la crisis ha provocado que los trabajadores entren en una grave depresión económica que no les permite cumplir con los contratos contraídos, como por ejemplo el Infonavit.

Explicó que se trata del 20 por ciento de los 15 mil obreros que hay en Tampico, quienes a lo largo de varios años han sufrido la crisis que ha enfrentado la industria de la construcción, en la zona sur, consecuencia de un bache económico que sufrió el sector.

"Seguimos en el mismo problema, si nos pusiéramos a hacer un censo, hablando como albañiles, tendríamos un 20 por ciento de personas que tienen problemas con el Infonavit, por la falta de trabajo, porque nos llaman "chapulines", porque ahora estamos en una obra, y mañana a otra".

El líder de la Sección 4, Martín Castillo, indicó que hay 3 mil obreros que han caído en la cartera vencida del Infonavit, y ellos están en riesgo de perder sus viviendas, pues ya están en un proceso jurídico ante el instituto que ha contratado 15 oficinas de cobranza.

Y es que explica, a la fecha siete obreros fueron desalojados de sus viviendas por el Infonavit, y ellos al mes tienen que buscar diálogo con el Instituto para negociar la deuda de 10 obreros, sin embargo siempre se pierde una de las viviendas que está en proceso.

"Nos han quitado casas, de nosotros siete casas, ellos por haber dejado de trabajar, aquí dejaron de cotizar por lógica no pagas tu vivienda y entras a un proceso jurídico, el Infonavit te manda a la cartera vencida y te hace la promoción, primer despacho, segundo y tercero y al no tener dinero para pagar lo que hace es que se adjudica la vivienda".

Por el momento la construcción del Fashion Mall, que lleva un 30 por ciento de avance, y la edificación de vivienda de constructoras como Aryve, que en este momento levantan un edificio habitacional sobre Faja de Oro, es lo que mantiene ocupada el 70 por ciento de la mano de obra.

Otra opción aseguró es la de mandar fuera a la mano de obra, a estados como Nuevo León, y donde se están haciendo contrataciones, o a la frontera donde con frecuencia hay construcciones grandes.

"Por la falta de empleo a unos los rotamos pero se nos quedan 4,500 en la banca, es decir los rolamos, unos trabajan una semana se les paga pero se les banquea para darle oportunidad a otros que trabajen una semana, eso hacemos con el 30 por ciento, con el 10 por ciento que resta los colocamos mandándolos fuera a estados como Nuevo León", dijo el representante sindical.