Confirman restauración de vitrales por el Estado

El mandatario estatal Jaime Rodríguez Calderón señaló que no se requerirá del seguro a inmuebles catalogados como patrimonio del INAH.
Las piezas fueron retiradas para ser resguardadas y dar paso a los trabajos de rehabilitación.
Las piezas fueron retiradas para ser resguardadas y dar paso a los trabajos de rehabilitación. (Raúl Palacios )

Monterrey

El gobierno del estado confirmó que financiará el proceso de restauración de los seis vitrales históricos dañados en la pasada manifestación del 5 de enero, con la finalidad de hacerlo de "la manera más rápida" y "evitar la burocracia".

Jaime Rodríguez Calderón, gobernador del estado, confirmó lo publicado ayer por MILENIO Monterrey al señalar que el estado no requeriría del seguro a inmuebles catalogados como patrimonio del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Por ahora no se estableció un monto estimado sobre el costo de la restauración de los vitrales, los cuales se instalaron en la fachada de Palacio de Gobierno en 1906.

"Por lo pronto yo ya decidí que se hagan de la manera más rápida, que evitemos la burocracia y que evidentemente se hagan como debe de ser", mencionó Rodríguez Calderón en entrevista.

Si bien comentó que existe un seguro de protección al Palacio de Gobierno por ser un Inmueble Histórico, indicó que se analiza el alcance de la póliza para cubrir el monto del daño.

"Sí hay un seguro, lo están viendo, todavía tenemos el seguro pero estamos viendo hasta dónde alcanza. También está viendo el seguro quién es el responsable del daño", expuso.

Desconocen plan de recuperación de piezas

Tras los disturbios acontecidos en la manifestación de 5 de enero, autoridades de diversos niveles de gobierno presentaron un plan para la recuperación de las piezas.

En la mesa estuvieron presentes directivos del Consejo para la Cultura y las Artes del Estado, del INAH, de tres Museos, representantes de Bellas Artes, así como de la dirección de Patrimonio de Nuevo León.

El viernes se solicitó información a Conarte y a Patrimonio del Estado para conocer detalles sobre el proceso de restauración de las piezas.

Mientras que en el organismo cultural se canalizó el asunto a Patrimonio para obtener mayor información, en esta dependencia dijeron desconocer quién lleva el caso de los vitrales.

Fuentes allegadas a gobierno señalaron el pasado jueves que el seguro de protección a construcciones registradas en el Catálogo de Bienes Inmuebles del INAH no sería aplicado debido a la burocracia que implica el trámite.

Se mencionó que estaba programada la visita de peritos de la aseguradora y personal del INAH desde la Ciudad de México para el lunes próximo, sin embargo fue cancelada debido a esta situación.

El monto de lo que costaría la restauración de los seis vitrales continúa en estudio por parte de especialistas.

Son herencia histórica para NL: Museo del Palacio

No se trata de simples vitrales que fueron destruidos por vándalos, sino de una herencia histórica para el estado. A través de un comunicado, el Museo del Palacio destacó la relevancia histórica de las piezas, que forman parte del conjunto estético de un monumento con el cual se abrió paso a la modernidad del siglo XX.

“La destrucción de estos vitrales implica la pérdida de una parte de la historia del estado. Significa también la pérdida de valiosos ejemplares que representan la majestuosidad del arte suntuario floreciente en los últimos años del siglo XIX y principios del XX”, destaca el comunicado.

Se indicó que los vitrales fueron fabricados en 1906 por la firma Casa Pellandini, los cuales fueron pintados por el artista catalán Víctor Marco y Urrutia. Bernardo Reyes encargó a la firma la elaboración de seis vitrales en donde aparecen los héroes nacionales y estatales Miguel Hidalgo, Mariano Escobedo, Benito Juárez, Ignacio Zaragoza, Juan Zuazua y Servando Teresa de Mier.