Acusan a CEDHJ de violar derechos humanos de visitadora

La trabajadora se amparó ante petición del organismo defensor para que renunciara a su cargo y aceptara otro de menor jerarquía.
Rosaura Reynoso Guzmán, visitadora adjunta “A” de la Primera Visitaduría General de la Comisión, cumple su horario laboral en la entrada de ésta
Rosaura Reynoso Guzmán, visitadora adjunta “A” de la Primera Visitaduría General de la Comisión, cumple su horario laboral en la entrada de ésta (Fernando Carranza)

Guadalajara

Rosaura Reynoso Guzmán denuncia ser víctima de violación a sus derechos laborales y a sus derechos humanos, pues estando de incapacidad tras una fractura de dedos de la mano, su patrón la visitó en su domicilio para pedirle la plaza. Su historia es la de muchas mujeres en este país, quienes no aparecen en las estadísticas, pero son acosadas para dejar su empleo cuando el empleador así lo decide... sin embargo, su 'patrón' es nada menos que la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ). El organismo defensor de abusos de autoridad, el que debía protegerla, ahora la acosa.

Fueron el titular de Recursos Humanos de la CEDHJ, Gerardo Plascencia y el abogado Daniel Ávila, quienes el pasado 6 de enero visitaron a Rosaura en su hogar para pedirle "que dejara la plaza" que detenta como visitadora adjunta "A" "por necesidades del servicio y porque no había presupuesto y me proponían bajarme de nombramiento a visitadora adjunta "B", que son diez mil pesos menos de sueldo", narró Rosaura en entrevista con MILENIO Jalisco.

Tras negarse a ser indemnizada con el 65 por ciento o a bajar de jerarquía, y comunicar a Plascencia que no aceptaba estas propuestas pues quedó viuda en octubre pasado, la visitadora se amparó (juicio de garantías 234/2017) y obtuvo la suspensión provisional y luego la definitiva que le otorgó el Juzgado V de Distrito en Materia Administrativa y del Trabajo.

Al concluir su incapacidad, amparo bajo el brazo, Reynoso Guzmán retornó el 24 de abril pasado a su lugar de trabajo en el edificio sede de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, ubicado sobre la calle Pedro Moreno. Días después comenzó el acoso laboral: no podía acceder con su clave a su computadora, luego desapareció el equipo y finalmente, el 16 de mayo tampoco pudo registrar su ingreso laboral en el checador de empleados.

El titular de Recursos Humanos le comunicó que tampoco podía permanecer más en esa oficina y personalmente la escoltó a la planta baja.

"Estoy en el vestíbulo, porque primeramente me quitaron el CPU. Estaba en mi oficina hasta en tanto no saber la resolución del Juzgado de Distrito, pero me hicieron que me fuera al vestíbulo... ahí estoy de ocho de la mañana a cuatro de la tarde", dijo. Ayer, así, lo constató este medio. Y así consta en los escritos que dirigió al juez para notificarle estas anomalías.

Rosaura explicó que en enero su jefe inmediato, Javier Perlasca Chávez titular de la Primera Visitaduría, dijo no saber del asunto y ofreció mediar por ella ante el ombudsman Felipe Álvarez Cibrián, para que fuera liquidada con el 100 por ciento o respetaran su nombramiento. Al verla regresar simplemente le avisó "que no pudo hacer nada". Hoy otra persona cubre sus funciones, en tanto que a ella le cubrieron su sueldo como correspondía a las quincenas del 30 de abril y 15 de mayo. No gratuitamente.

La suspensión definitiva fue concedida el 3 de febrero. "La autoridad señalada, la CEDHJ, no puede hacer ningún movimiento de carácter jurídico que atente contra los derechos de la quejosa, sin embargo el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos violó esta suspensión y le importa poco e invita a la compañera que se retire de las instalaciones", indicó el abogado de la trabajadora agraviada, Esteban Ávalos.

Para que Rosaura, con casi 20 años como visitadora, no incurra en una figura de abandono de empleo "ella se queda en el propio edificio, en el área de vestíbulo que es un lugar público, no le permiten el acceso pero desde el día 17 está ahí... para evitar cualquier consumación de hechos atentatorios a sus derechos. Se le informó al juez esta circunstancia y emitió un acuerdo con fecha del 17 de mayo y le da al presidente de la CEDHJ tres días hábiles para que acredite como está cumpliendo la suspensión ordenada. El martes se venció el término y no había respondido", afirmó el litigante.

Detrás de este acoso contra una servidora pública con más de quince años de labora en la CEDHJ, Ávalos presume el manejo de plazas. "Es mentira que no hay presupuesto como dicen Álvarez Cibrián y Perlasca. Ha habido cuando menos una veintena de contrataciones. Por lo que se ve, la Comisión se ha vuelto un toma y daca de compromisos políticos al asignar y reasignar plazas de confianza", señaló.

Lo que sigue para Rosaura Reynoso es esperar que se le permita trabajar sin acoso. A la fecha no la han corrido –la suspensión lo evita- y por tanto no procede una demanda en tal sentido. En tanto se pidió al juez que adopte "las medidas disciplinarias y sancionatorias que establece la ley de amparo" en contra de Álvarez Cibrián como responsable de la CEDHJ.

Claves
Del litigio laboral vs CEDHJ

2016. Noviembre 22
Inicia incapacidad laboral de Rosaura Reynoso Guzmán, visitadora adjunta “A” de la Primera Visitaduría General de la CEDHJ.

2017
Enero 6
La visitadora recibe petición de la CEDHJ para que deje la plaza de visitadora adjunta “A” de la Primera Visitaduría General.

Enero 24
Se promueve juicio de garantías ante el Juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa y del Trabajo (número 234/2017). El juzgador concede la suspensión provisional a favor de la quejosa.

Febrero 3
El juez otorga la suspensión definitiva.

Abril 24
Vence la incapacidad y la visitadora se presenta a laborar en la CEDHJ.

Mayo 16
Se inhabilitó su registro en el checador de ingreso y salida laboral.

Mayo 17
Se le niega la permanencia en su oficina. Desde ese día y hasta ayer sin poder checar, cumplió con presentarse de 8:00 a 16:00 horas, lapso que permanece en el vestíbulo de la CEDHJ.

El juez envía acuerdo solicitando pruebas del cumplimiento de la suspensión otorgada, con plazo de tres días hábiles.

Mayo 23
Se vence el término otorgado por el juez sin ninguna promoción por parte de la CEDHJ.

Mayo 24
Se solicita al juez adopte las medidas disciplinarias y de apremio que establece la Ley de Amparo al presidente de la CEDHJ, Felipe Álvarez Cibrián.


Fuente: Relación de hechos dentro del expediente legal que lleva el litigante de la visitadora.

CEDHJ asegura que no niega trabajo a visitadora

El abogado Daniel Ávila Carrillo, apoderado legal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ), rechazó ayer que el organismo pretenda obligar a Rosaura Reynoso Guzmán a dejar su trabajo como visitadora adjunta “A” de la Primera Visitaduría.

“Eso es totalmente falso, la trabajadora continúa laborando administrativamente. Ella está dada de alta tanto en el sistema de registro de asistencia y salida y de igual manera sus prestaciones de seguridad social. Nos tiene realmente desconcertada esta situación”, dijo en entrevista telefónica con este medio. “Inclusive se le está pagando su quincena”, acotó.

Además de recibir sus prestaciones y sus quincenas ¿Puede entrar a su lugar de trabajo y desempeñar las funciones que normalmente tenía a cargo? Se le inquirió

“Sí, de hecho sí. Ella se la pasa en el edificio subiendo de un piso a otro, se ha centrado en la parte del elevador, en el pasillo a un costado de la recepcionista… desconozco, te soy honesto, si sea por algún tipo de estrategia, pero nosotros no le hemos impedido el paso a ninguna de las áreas”, respondió.

¿Por qué se encuentra en el pasillo?

“También eso lo desconozco. Ella tiene acceso a todas las áreas. No se le ha limitado el acceso, desconozco si sea una estrategia de ella o de su abogado que esté ahí en la recepción”.

¿Y esto es normal? ¿Un empleado de la CEDHJ puede estar en el pasillo o en el vestíbulo o subiendo de un piso a otro?

“Pues no. Definitivamente no es normal este tipo de actitudes. Te soy honesto, se van a tener que analizar, se van a tener que investigar, porque realmente no es normal esto. Tendría ella que estar en su lugar desarrollando un trabajo cotidiano y ordinario”.

¿Desde cuándo está ella en esta situación?

“La información que yo tengo, parecer ser que dos semanas que ella ha estado con esa actitud”.

¿Y por qué la tolerancia abogado?

“No es tolerancia. Yo creo que es parte de la misma esencia de la Comisión, la naturaleza de nosotros estrictamente es ser tolerantes… esto se está valorando y en su momento se harán las acciones correspondientes porque efectivamente esta parte no es normal, no es ordinaria”.

¿Qué la motiva a presentar un amparo?

“Definitivamente son situaciones ya legales que si en este momento no me gustaría ventilar por este medio. Todavía está en una etapa de pruebas, sería inconveniente de nuestra parte hacer señalamientos por este medio”.

¿Ustedes le pidieron la renuncia?

“No, claro que no. Es totalmente falso”.

¿Estarían dispuestos a que la señora se presente realmente a trabajar en lo que corresponde?

“Ella se está presentando, le repito”

Pero a trabajar, no a caminar de un lado a otro del pasillo como usted me lo refiere…

“Definitivamente ella tiene todas las facilidades para que se presente a laborar. De hecho está de alta administrativamente”, insistió Ávila Carrillo.

El apoderado legal de la CEDHJ señaló que no se tiene antecedente de un caso similar, desde que él ocupa este cargo (el año 2008 o 2009, no recordó). Apuntó que la visitadora adjunta “A”, Rosaura Reynoso, gozaba de una incapacidad por más de cinco meses que inició en noviembre de 2016 y venció en abril de 2017. “Ella se presentó a trabajar y a partir de ahí ha tenido este tipo de actitudes”, sostuvo.

De acuerdo con el entrevistado, Rosaura Reynoso Guzmán ocupa una plaza de confianza; labora en la CEDHJ “desde hace más de quince años”, pero el abogado aseguró desconocer si la trabajadora ha tenido algún conflicto laboral previo. Sin embargo, reiteró que no le han pedido que renuncie a su nombramiento como visitadora adjunta “A” de la Primera Visitaduría General ni se le ofreció una plaza de menor jerarquía.

SRN